Estímulo de investigación y desarrollo de tecnología ¿Cómo aplicarlo?

Por C.P. Alberto Copado Guillén.

El 27 de febrero de 2018 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo Interinstitucional para la aplicación del Estímulo Fiscal a la Investigación y desarrollo de tecnología de 2017, y como lo estipula el artículo 202, quinto párrafo, fracción segunda, no excedió de $ 1,500 millones de pesos.

El monto total de los estímulos autorizados ascendió a $658 millones de pesos para 45 contribuyentes, de los cuales siete declinaron, en consecuencia, el monto autorizado quedó en $593 millones para 38 contribuyentes.

El Estímulo Fiscal consiste en un Crédito Fiscal del 30% de los gastos e inversiones realizados en el ejercicio en investigación y desarrollo de tecnología, aplicable contra el Impuesto Sobre la Renta causado en el ejercicio en que se determine dicho crédito.

Pueden aplicar todos los contribuyentes que tengan al menos tres años realizando investigación y desarrollo y estén al corriente del pago de sus impuestos. No obstante, este crédito fiscal no es acumulable para el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El crédito fiscal sólo podrá aplicarse sobre la base incremental de los gastos e inversiones efectuados en el ejercicio llevado a cabo en territorio Nacional, y en relación con el promedio de los tres ejercicios anteriores.

La fórmula para determinar el monto del crédito fiscal es:

Crédito fiscal=30% (GIDTt-GIDT)
GIDTt=Gastos de Investigación y desarrollo de tecnología del ejercicio por el cual se solicita el estímulo fiscal.
GIDT= Promedio de Gastos de Investigación y desarrollo de tecnología de los tres últimos ejercicios por el cual se solicita el estímulo fiscal.

Para ejemplificar tenemos este caso:

La Empresa Almadelia SA de CV, pretende invertir y gastar 13 millones de pesos en Investigación y Desarrollo de Tecnología (IDT), durante 2018.

En 2015, gastó 3 millones; en 2016, 30 millones; y en 2017, 14 millones. El promedio de GIDT se determina así: (3+30+14)/3=15.66 millones

Crédito fiscal=30% (13-15.66)= -0.799

Como se puede ver, en este ejercicio no es posible aplicar el Estímulo de Investigación y Desarrollo de Tecnología, debido a que no resultó un incremental positivo entre los GIDT del ejercicio y el promedio de los tres últimos ejercicios.
Ahora bien, supongamos que en lugar de invertir 13 millones durante el ejercicio de 2018, se invierten 20 millones, entonces tendríamos lo siguiente:

Crédito fiscal=30% (20-15.66)= 1.302

En este supuesto, 1.302 millones de pesos será el monto del Estímulo que podrá aplicarse para 2018 o durante los diez ejercicios siguientes hasta agotarlo, en caso de no acreditarlo, el contribuyente perderá el derecho a hacerlo hasta por el monto que debió haberlo hecho.

Los proyectos deben ser propios y dirigidos al desarrollo de productos materiales o procesos de producción, que representen un avance científico o tecnológico. El monto máximo del Estimulo es de $ 50 millones de pesos por contribuyente.

La generación de las patentes deberán de registrarse en México.

Durante el mes de febrero estos contribuyentes tendrán la obligación de presentar una declaración informativa donde se detallan los gastos e inversiones realizados para el proyecto de investigación y desarrollo autorizado validado por un Contador Público también autorizado. Este Estímulo fiscal no puede aplicarse conjuntamente con los regímenes especiales.

Son muchos los requisitos que previamente se tienen que cumplir para poder obtener este el estímulo fiscal referido; de entre los ya mencionados diremos que además, los contribuyentes deben contar con un Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (RENIECYT), ya que a través de éste podrán presentar su solicitud para ser candidatos al estímulo fiscal en cuestión. La convocatoria para dicho beneficio estará abierta hasta el 15 de junio para este ejercicio.

Por último, es importante considerar que, la curva de aprendizaje para la obtención de este beneficio puede ser muy alta, tan alta como el pago mismo del impuesto causado no pagado por el crédito fiscal, la revocación por parte del contribuyente o de la autoridad para este beneficio originaría el pago del impuesto causado no cubierto, dicho pago lo tendrá que hacer el contribuyente dentro del mes siguiente a la fecha en que se le notifique la revocación.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado:

*********

Los comentarios u opiniones contenidos en los artículos publicados en Soy Conta, son responsabilidad de su autor, pudiendo ser distintos a los criterios dados a conocer por las autoridades fiscales; tampoco representan una asesoría, consejo o prestación de servicios de ninguna índole. 2018. Se prohíbe su reproducción total o parcial.