Compensación universal: generalidades

Por Alberto Copado Guillén.

Un contribuyente puede solicitar devolución o compensación bajo los siguientes conceptos: saldo a favor y pagos de lo indebido. Representan cantidades de dinero pagados en exceso, por lo tanto, son flujos de efectivo que se pueden utilizar para extinguir obligaciones fiscales.

La distinción de ambos conceptos proviene del origen que los está generando, cuyo fundamento se encuentra en el primer párrafo del artículo 22 del Código Fiscal de la Federación (CFF): “Las autoridades Fiscales devolverán las cantidades pagadas indebidamente y las que procedan conforme a las leyes fiscales”.

El origen del pago de lo indebido puede generarse por dos motivos:

  1. Por el pago en exceso de una obligación que tiene el contribuyente.
  2. Por el pago de una obligación que no tiene el contribuyente.

Como ejemplo del primero, podemos referirnos al pago provisional del impuesto sobre la renta, donde el cálculo mensual resulta a pagar $200.00, pero por error el pago en el banco se hace por $220.00, en consecuencia, $20.00 son un pago de lo indebido

Puede parecer increíble, pero esto es muy común, y es que, a pesar de tener una línea de captura por $200.00 en este caso, no existe un candado del sistema bancario o la Tesorería de la Federación que indique que el pago que se está realizando no es por la cantidad que está referenciada en la línea de captura. Incluso, mientras no esté vencida la línea de captura, el pago puede realizarse en infinitas ocasiones.

El sistema de declaración y pagos del portal del SAT muestra las obligaciones que tiene el contribuyente. De acuerdo con el régimen fiscal en el cual se dio de alta, el sistema nos permite, al momento de declarar, seleccionar otras contribuciones que no tiene dadas de alta el contribuyente, y por error o desconocimiento podría seleccionar “declara y paga”.

El saldo a favor es originado por la aplicación de la metodología establecida en la ley para el cálculo del impuesto, al cual se encuentra obligado el contribuyente. Volvamos al impuesto sobre la renta —donde la obligación es hacer pagos a cuenta del impuesto anual— y digamos que el impuesto anual fue de $500.00 y durante el ejercicio realizamos pagos provisionales de $300.00, por lo tanto, 200.00 es el saldo a favor.

Pero ¿por qué es importante hacer la distinción entre saldo a favor y pago de lo indebido para efectos de la compensación? Porque es la base principal que determina a partir de qué “momento” comienza a computarse el plazo para la prescripción de los cinco años que establece el artículo 146 del CFF para solicitar la devolución o realizar la compensación.

Por ejemplo, para el caso de 2018 de la Declaración anual de ISR para personas morales, la obligación de presentarla fue hasta el 2 de abril de 2018, por lo tanto, si se tuvo saldo a favor, el plazo para computar la prescripción de los cinco años comienza a partir de 3 de abril de 2018, aún cuando no se haya presentado la Declaración anual el 2 de abril. Y esto es debido a la jurisprudencia publicada el 3 de octubre de 2014, en el Semanario Judicial de la Federación, la cual se pronuncia a favor de que el computo comienza a partir de del día siguiente al cual es exigible la obligación.

Ahora, ¿qué es la compensación universal? Es un mecanismo contemplado desde 2004, en el primer párrafo del artículo 23 del Código Fiscal de la Federación, que dice: “Los contribuyentes obligados a pagar mediante declaración podrán optar por compensar las cantidades que tengan a su favor contra las que estén obligados a pagar por adeudo propio o por retención de terceros, siempre que ambas deriven de impuestos federales distintos de los que se causen con motivo de la importación, los administre la misma autoridad y no tengan destino específico, incluyendo sus accesorios”.

Es decir, es el derecho que tiene el contribuyente, de descontar de un impuesto federal que tiene por pagar las cantidades que tiene a su favor.

  • La compensación universal no procede en los siguientes casos:
  • Aportaciones de seguridad social
  • Contribuciones de mejoras
  • Derechos
  • Productos o aprovechamientos

Y esto es debido a que estas contribuciones federales o son administradas por autoridades distintas o tienen un destino específico.

Asimismo la compensación universal no aplica para:

  • Retenciones de IVA, por así establecerlo el penúltimo párrafo del artículo 1-A de la Ley del IVA.
  • IVA contra IVA, debido a que tiene su propio mecanismo de acreditamiento; sin embargo, el saldo a favor de un mes “posterior” podrá
  • compensarse contra el adeudo a cargo del contribuyente correspondiente a meses “anteriores”, con su respectiva actualización y recargos, conforme lo expone el criterio normativo 25/IVA/N.
  • Saldo a favor de IEPS, por así establecerlo el artículo 5 de la LIEPS.
  • Impuesto sobre automóviles nuevos, por así establecerlo el artículo 11 del LISAN.

Conforme al segundo párrafo del artículo 23 del CFF, los contribuyentes que tuviesen un remanente una vez realizada la compensación, podrán solicitar su devolución de dicho remanente o continuar con la compensación hasta agotarla, siempre y cuando no exceda el plazo de la prescripción.

Sobre la presentación del aviso de compensación, conforme a la regla 2.3.10 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF), se extiende el plazo de cinco días para presentar el Aviso de Compensación, hasta 15 días, conforme al sexto digito numérico del RFC del contribuyente. Tratándose de contribuyentes que sean competencia de la Administración General de Grandes Contribuyentes (AGGC) y de la AGH, la información de los anexos a presentar deberán ser capturados en el programa electrónico F3241, y tratándose de los anexos 2, 3, 5 y 6 estos deberán adjuntarse digitalizados en el formato ZIP a enviar. En caso de remanente, ya no es necesario adjuntar los anexos antes presentados.

De acuerdo con la regla 2.3.11 de la RMF, los contribuyentes que opten por compensar las cantidades que tienen a su favor, inclusive contra saldos a su cargo del mismo periodo al que corresponde el saldo a favor, podrán hacerlo siempre que hayan manifestado el saldo a favor y presentado la DIOT con anterioridad a la presentación de la declaración en la cual se realice la compensación.

La autoridad fiscal podrá compensar de oficio las cantidades que el contribuyente tenga derecho a recibir de las autoridades fiscales por cualquier concepto contra créditos fiscales autorizados a pagar en plazos, conforme a la regla 2.3.12 de la RMF.

Los contribuyentes que presenten sus declaraciones por medio del servicio de declaraciones están relevados de presentar el aviso de compensación a que hace referencia el artículo 23 del CFF.

El programa F3241 tiene una estructura nada amigable para su llenado, el cual en muchas ocasiones debe llenarse de atrás hacia delante o guardar para continuar, por lo que es importante conocer su guía de llenado.

Adicional, es necesario consultar el Anexo 1-A de la RMF para 2018, ya que nos da una descripción de los trámites fiscales que deben realizarse para efectos de la compensación, así como las tablas de requisitos adicionales en documentación electrónica que deben enviarse junto con el aviso de compensación.

Si bien la compensación universal no está del todo perfeccionada, sí fue un gran avance, pero parece retroceder con la compensación de oficio por parte de la autoridad, ¿o no es así?

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado:

*********

Los comentarios u opiniones contenidos en los artículos publicados en Soy Conta, son responsabilidad de su autor, pudiendo ser distintos a los criterios dados a conocer por las autoridades fiscales; tampoco representan una asesoría, consejo o prestación de servicios de ninguna índole. 2018. Se prohíbe su reproducción total o parcial.