factura-electrónica-contadores

Todo lo que querías saber sobre factura electrónica




Echa un vistazo a la forma en que opera la facturación electrónica en México.

Una de las mayores preocupaciones en materia fiscal para Contadores, pero sobre todo para Pymes y personas físicas con actividad empresarial, es la facturación electrónica, la cual tiene muchas ventajas sobre los procesos internos de las empresas. 

¿Quiénes deben utilizar la factura electrónica?

Según las nuevas disposiciones del Sistema de Administración Tributaria (SAT):

  • A partir de 2014, todos los contribuyentes que utilizan el esquema de Comprobante Fiscal Digital (CFD) deberán utilizar el esquema de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) para la emisión de sus facturas electrónicas.
  • Los contribuyentes con ingresos superiores a 250 mil pesos en el año, deberán utilizar el esquema de CFDI para la emisión de sus facturas electrónicas.
  • Todos los contribuyentes pueden adoptar la facturación electrónica, con independencia del nivel de ingresos que tengan.
  • Quienes tengan ingresos menores o iguales a 250 mil pesos, podrán seguir utilizando facturas en papel.

¿Qué se necesita para facturar electrónicamente?

El primer paso es contar con la Firma Electrónica Avanzada (FIEL), que es un conjunto de datos que se adjuntan a un mensaje electrónico, cuyo propósito es identificar al emisor del mensaje como autor legítimo de éste, tal y como si se tratara de una firma autógrafa.

Por sus características, la FIEL brinda seguridad a las transacciones electrónicas de los contribuyentes, con su uso se puede identificar al autor del mensaje y verificar que no haya sido modificado. Su diseño se basa en estándares internacionales de infraestructura de claves públicas (o PKI por sus siglas en inglés: Public Key Infrastructure), en donde se utilizan 2 claves o llaves para el envío de mensajes:

  • La “llave o clave privada”, únicamente conocida por el titular de la FIEL, que sirve para cifrar datos.
  • La “llave o clave pública”, disponible en Internet para consulta de todos los usuarios de servicios electrónicos, con la que se descifran datos. En términos computacionales es imposible descifrar un mensaje utilizando una llave que no corresponda.

Una vez que se obtiene la FIEL, el siguiente paso es tramitar un certificado de sello digital y contar con un sistema que emita CFDI. En este tutorial te explicamos el procedimiento:

Hay que recordar que la factura electrónica es la representación digital de un tipo de Comprobante Fiscal Digital (CFD) con validez fiscal que utiliza los estándares definidos por el SAT. Puede generarse, transmitirse y ser resguardada usando medios electrónicos. Es al final de cuentas el remplazo de las facturas tradicionales, pero resulta más funcional y es legalmente equivalente a éstas últimas.

Síguenos en Facebook

Mándanos tus comentarios o dudas