regimenes-aseguramiento-IMSS

Regímenes de aseguramiento en el IMSS




Por: Mtro. y E.F. Juan Carlos Victorio Domínguez, catedrático en la División Licenciatura de la FCA de la UNAM.

Conoce las 2 modalidades de acceso a seguridad social.

Uno de los problemas que enfrentan las personas que no tienen una relación laboral con ningún patrón es el acceso a la seguridad social; en ocasiones, contratan una prima de seguros de gastos médicos mayores, o buscan otros medios de protección social de salud como el seguro popular o bien servicios gratuitos que ofrece el gobierno. Sin embargo, el artículo 6 de la Ley del Seguro Social (LSS) contempla 2 modalidades de aseguramiento, las cuales pueden resultar atractivas:

regímenes

A. Régimen obligatorio

La LSS establece que el régimen obligatorio comprende los seguros de:

  • Riesgos de trabajo
  • Enfermedades y maternidad
  • Invalidez y vida
  • Retiro, cesantía en edad avanzada y vejez
  • Guarderías y prestaciones sociales

Es importante señalar que los esquemas de prestaciones y requisitos de acceso, así como el financiamiento, son diferentes en cada caso.

-Normal (obligatorio)

Son sujetos de aseguramiento:

  1. Los trabajadores asalariados permanentes o eventuales (sólo en caso de tener una relación laboral subordinada y remunerada)
  2. Los miembros de sociedades cooperativas
  3. Las personas que determine el Ejecutivo Federal a través de decretos específicos
-Incorporación voluntaria (opcional)

Las personas que laboran de manera independiente, es decir, profesionales, comerciantes, artesanos u otras personas no asalariadas, al igual que los trabajadores de industrias familiares y los patrones que sean personas físicas con trabajadores asegurados a su servicio, entre otros, podrán contratar de manera voluntaria este seguro, a fin de obtener prestaciones médicas, farmacéuticas y hospitalarias, así como para tener las cotizaciones y obtener una pensión para su retiro.

-Continuación voluntaria (opcional)

Se da cuando se ha terminado la relación laboral de un trabajador, y éste desea seguir cotizando a fin de poder acumular semanas para cumplir los requisitos para obtener el derecho a una pensión por invalidez y vida, retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.

B. Régimen voluntario

En el régimen voluntario, el acceso a la seguridad social depende de una decisión voluntaria, individual o colectiva, y no de una obligación patronal.

-Seguro de salud para la familia (opcional)

Está previsto para aquellas personas que no estén adscritas a ningún régimen de seguridad social. Permite al interesado contratar únicamente el seguro de enfermedades y maternidad (servicios médicos del IMSS). En este caso no hay beneficiarios legales, sino que cada miembro de la familia debe aportar sus cuotas cotizando según su rango de edad y por anualidad anticipada. El inicio de los servicios es el primer día del mes siguiente al de la contratación.

-Seguros adicionales (opcional)

Se trata de ampliaciones a los mínimos legales, con el objeto de que las empresas puedan aceptar condiciones superiores en los servicios y en las prestaciones a las que normalmente se otorgan a todos los asegurados.

Cada persona deberá elegir su régimen de aseguramiento dependiendo de la situación en que se encuentre, ya que por ejemplo el seguro de salud para la familia es excelente para aquellas personas que no tengan acceso a la seguridad social y que deseen tener un esquema de protección. ¿Qué esperas para su contratación? Acude a la subdelegación del IMSS correspondiente a tu domicilio para pedir más informes sobre los esquemas de protección voluntarios, ya que te pueden garantizar tranquilidad respecto a tu salud.

Síguenos en Facebook

Mándanos tus comentarios o sugerencias