estímulos_fiscales_2

Qué son los estímulos fiscales. Parte 2




Por C.P. Roberto Colín

Seguimos revisando los estímulos fiscales, que son un beneficio de carácter económico concedidos por la ley fiscal al sujeto pasivo de un impuesto, con la finalidad de alcanzar ciertos fines de carácter parafiscal.

En la entrega anterior señalamos a qué se refiere la ley con este término, recordamos:

“Los Estímulos Fiscales son prestaciones económicas concedidas por el Estado a una persona o grupo de personas, con el objeto de apoyarlas o fomentar su desarrollo económico o social, ante una situación de desventaja o desigualdad”.

Asimismo, recordamos que en la entrega anterior revisamos lo referente a las cuentas personales de ahorro, de los patrones que contraten a personas con discapacidad y adultos mayores, así como los fideicomisos dedicados a la adquisición o construcción de inmuebles, en este artículo revisaremos:

  1. A la producción y distribución cinematográfica y teatral nacional (artículos 189 y 190).
  2. De los contribuyentes dedicados a las construcción y enajenación de desarrollos inmobiliarios (artículo 191).
  3. De la promoción de la inversión en capital de riesgo en el país (artículos 192 y 193).
  4. De las sociedades cooperativas de producción (artículos 194 y 195).

A la producción y distribución cinematográfica y teatral nacional

Aporten proyectos de inversión en la producción cinematográfica nacional o en la distribución de películas cinematográficas nacionales.

Se considerarán como proyectos de inversión en la producción cinematográfica nacional, las inversiones en territorio nacional, destinadas específicamente a la realización de una película cinematográfica a través de un proceso en el que se conjugan la creación y realización cinematográfica, as´como los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para dicho objetivo.

Se considerarán proyectos de inversión en la distribución de películas cinematográficas nacionales, la propuesta de acciones, actividades y estrategias destinadas a distribuir películas cinematográficas nacionales con méritos artísticos, tanto en circuitos comerciales como no comerciales, así como aquellas que estimulen la formación de públicos e incentiven la circulación de la producción cinematográfica nacional.

Aporten a proyecto de inversión en la producción teatral nacional, contra el impuesto sobre la renta del ejercicio y los pagos provisionales del mismo ejercicio.

De los contribuyentes dedicados a las construcción y enajenación de desarrollos inmobiliarios

Que se dediquen a la construcción y enajenación de desarrollos inmobiliarios.

Que los terrenos sean destinados a la construcción de desarrollos inmobiliarios para su enajenación.

Que los ingreso acumulables correspondientes provengan de la realización de desarrollos inmobiliarios cuando menos en un ochenta y cinco por ciento.

Que al momento de la enajenación del terreno, se considere ingreso acumulable el valor total de la enajenación del terreno de que se trate, en lugar de la ganancia.

Que el costo de adquisición de los terrenos no se incluya en la estimación de los costos directos e indirectos a que se refiere el artículo 30 de esta Ley.

Que en la escritura pública en la que conste la adquisición de dichos terrenos, se asiente la información que establezca el Reglamento de esta Ley.

Los contribuyentes que no hayan enajenado el terreno después del tercer ejercicio inmediato posterior al que fue adquirido, deberá considerar como ingreso acumulable, el costo de adquisición de dicho terreno, actualizado por el periodo transcurrido desde la fecha de adquisición del terreno y hasta el último día del mes en que se acumule el ingreso.

Los contribuyentes que apliquen lo dispuesto en este artículo, lo deberán hacer respecto de todos los terrenos que formen parte de su activo circulante, por un periodo mínimo de 5 años contados a partir del ejercicio en el que se ejerzan la opción a que se refiere este artículo.

De la promoción de la inversión en capital de riesgo en el país

Que inviertan en acciones emitidas por sociedades mexicanas residentes en México no listadas en bolsa al momento de la inversión, así como en préstamos otorgados a estas sociedades para financiarlas a través de fideicomisos.

Que el fideicomiso se constituya de conformidad con las leyes mexicanas y la fiduciaria sea una institución de crédito residente en México para actuar como tal en el país.

Que el fin primordial del fideicomiso sea invertir en el capital de sociedades mexicanas residentes en México no listadas en bolsa al momento de la inversión y participar en su consejo de administración para promover su desarrollo, así como otorgarles financiamiento.

Que al menos el 80% del patrimonio del fideicomiso esté invertido en las acciones que integren la inversión en el capital o en financiamiento otorgados a las sociedades promovidas a las que se refiere la fracción II anterior y el remanente se invierta en valores a cargo del Gobierno Federal inscritos en el Registro Nacional de Valores e Intermediarios o en acciones de sociedades de inversión en instrumentos de deuda.

Que las acciones de las sociedades promovidas que se adquieran no se enajenen antes de haber transcurrido al menos un periodo de dos años contado a partir de la fecha de su adquisición;

Que el fideicomiso tenga una duración máxima de 10 años. Deberá distribuirse al menos el 80% de los ingresos que reciba el fideicomiso en el año a más tardar dos meses después de terminado el año.

Que se cumplan los requisitos que mediante reglas de carácter general establezca el Servicio de Administración Tributaria.

De las sociedades cooperativas de producción

 En los casos en que las sociedades referidas determinen utilidad y no la distribuyan en los dos ejercicios siguientes a partir de la fecha en que se determinó, se pagará el impuesto en los términos de este capítulo.

La sociedades cooperativas de producción llevarán una cuenta de utilidad gravable.

No  podrán variar su opción en ejercicios posteriores, salvo cuando se cumpla con los requisitos que se establezcan en el Reglamento de esta Ley.

Las sociedades cooperativas de producción podrán cambiar la opción a que se refiere el artículo 194 de la Ley, siempre que se presente aviso ante las autoridades fiscales en el que manifiesten el cambio de opción, dentro del mes siguiente a aquel en que ocurra dicho supuesto, en términos que señale el SAT mediante reglas de carácter general y paguen el impuesto diferido aplicando al monto de utilidad distribuida al socio de que se trate la tarifa a que se refiere el artículo 152 de la ley, correspondiente a los ejercicios siguientes a la fecha en que se determinó la misma, a más tardar el 17 del mes inmediato siguiente a aquel en que se presente el aviso a que se refiere la fracción anterior.

Por último, cabe mencionar que la finalidad de los estímulos fiscales es otorgar beneficios económicos a un contribuyente o grupo de contribuyentes, con el objeto de impulsar su desarrollo económico o social, por lo que no contienen los elementos esenciales de un tributo.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: