deducir_gastos_emitir_facturas

¿Qué puedo deducir si emito recibos?




Por MBA y C.P. Aarón Bernardo Salmerón Jiménez.

Cada vez estamos más cerca del plazo para presentar la declaración anual para personas físicas, independientemente del régimen fiscal que se tenga (sueldos y salarios, honorarios, entre otros), por lo que es un buen momento para hacer un repaso de los gastos que se pueden deducir al emitir recibos.

Cuando nos referimos a una persona física que emite recibos, normalmente estamos hablando de alguien que está dado de alta en el régimen de “persona física con actividad empresarial”, en términos generales.

Es importante señalar que quien esté bajo este tipo de régimen, está obligado a presentar declaraciones de forma mensual (pagos provisionales) y también anual (en abril), y asimismo debe tener acceso a alguna plataforma privada o pública para poder generar recibos de honorarios por los ingresos que recibe por el concepto de prestación de servicios.

La mayoría de las personas que emiten este tipo de recibos lo hacen por la prestación de algún servicio de carácter profesional, por lo tanto, en cada recibo se debe desglosar: el monto, el IVA, la retención de ISR y la retención de IVA, para así calcular el monto neto a depositar.

¿Qué puedo deducir?

Para ayudar a disminuir la base gravable al respecto, debemos recordar la importancia de facturar todo gasto, es decir, que no se nos olvide solicitar este documento, ya que sin facturas, simplemente, no hay gastos deducibles.

Por esto, no está demás recordar que todos los gastos en los que incurre una empresa para poder generar sus ingresos, son gastos deducibles, y eso mismo ocurre con nosotros.

Entonces, para efectos de deducibilidad, los gastos a deducir deben ser estrictamente indispensables para la actividad y se debe contar con la factura original (pdf y xml) que cumpla con los requisitos fiscales vigentes.

El pago de dichos gastos tendrá que realizarse mediante cheques nominativos, abono en la cuenta del beneficiario y por medios electrónicos.

A continuación presentaremos algunos de los gastos más comunes y deducibles para este tipo de régimen fiscal (esta información no es limitativa):

  • Arrendamiento
  • Gasolina
  • Teléfono fijo y móvil
  • Luz
  • Mensajería
  • Vigilancia
  • Viáticos (casetas, boletos de avión o camión, hospedaje, alimentos, etc)
  • Mantenimiento tanto correctivo como preventivo
  • Artículos de limpieza
  • Publicidad y propaganda
  • Capacitación
  • Papelería, copias y libros

En conclusión, para saber cuáles gastos podremos considerar como deducibles, debemos hacernos la pregunta ¿son indispensables para mi negocio? En caso afirmativo, el gasto sin lugar a dudas, es deducible.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: