evolucion de la factura electrónica

¿Qué hay detrás de una factura electrónica? Conoce su evolución




Por C.P. Lourdes Pastor Farill.

La factura o comprobante de ingreso ha evolucionado a lo largo de estos años. Hace no mucho tiempo, se trataba únicamente de un bloc de hojas en las que se llenaban los datos del cliente y del concepto.

Las facturas se tenían que mandar a fabricar con imprentas autorizadas por la Secretaría de Hacienda, para que se autorizaran los folios que se querían imprimir, y además de incluir los datos del emisor y receptor, también debían incluir los datos del impresor, como el número de autorización, fecha de la misma, etc. Después, por disposición oficial, evolucionaron a facturas con vigencia.

Fue a partir del 2010 cuando se comenzó a utilizar el código de barras, dónde se nos permitió hacer nuestra “factura electrónica” únicamente con la impresión de dicho código, mismo que se descargaba de la página del SAT. Para esos años, podíamos hacer la factura nosotros, o mandarla a imprimir incluyendo el código.

La factura electrónica como la conocemos ahora, funciona desde 2010, para grandes empresas, y oficialmente es obligatoria desde 2014 para todos los contribuyentes, incluyendo los pagos por sueldos y salarios.

¿Cuál es la función de la factura electrónica?

Básicamente, esta forma de facturación permite comprobar los ingresos de un contribuyente de manera más eficaz, ya que, como podemos ver en el diagrama de abajo, una vez que nosotros emitimos una factura, se envía primero al SAT para obtener un folio de aprobación y posteriormente llega el cliente.

Proceso de facturación

Es decir que Hacienda se entera de lo que estamos vendiendo, antes que el cliente.

¿Qué ventajas tiene esta forma de facturación?

Como en otros casos, podemos hablar de las ventajas que representan estos documentos, algunas de ellas son:

  • Disminución de la tala de árboles al no tener que imprimirla
  • Ahorro en papel y tinta
  • Ahorro de tiempo al contabilizar, ya que podemos utilizar programas de contabilidad que estén programados para ahorro de tiempo en la contabilización de los archivos  .xml
  • Poder dedicar tiempo a otras tareas, al hacer la facturación de manera programada

¿Existen desventajas? Más bien se trata de hacer adecuaciones para cumplir de forma adecuada:

  • Necesitamos tener internet y energía eléctrica, por lo que no en cualquier lugar pueden generar un comprobante deducible de impuestos.
  • Dependemos del proveedor autorizado y/o de la página del SAT para poder emitirla, ya que ellos son los encargados de otorgar los folios.
  • Debemos tener cuidado al emitir las facturas ya que su cancelación requiere muchos pasos, y eso puede entorpecer el flujo de trabajo.
  • No todas las facturas que se emiten son válidas, una cosa es que el SAT otorgue folios, pero otra diferente es que se cumplan los requisitos, así que debemos tener cuidado para cumplirlos.

La factura electrónica ha evolucionado y continúa modificándose; para el 2017 habrá cambios, básicamente en la emisión de los recibos de nómina, que también forman parte de la factura electrónica, y nosotros tenemos que evolucionar junto con ella para poder estar al día en el cumplimiento de nuestras obligaciones fiscales. Los invito a estar atentos para evitar malas sorpresas.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: