gobierno_corporativo_definición

Qué es un Gobierno Corporativo




Al adoptar las prácticas del Gobierno Corporativo (GC), las empresas reportarán información financiera confiable y transparente a los inversionistas y público en general.

Por: Marco Antonio Barbosa, Maestro en Contabilidad por el ITAM y  Contador Público Certificado y Certificado en Especialidades, registrado en AGAAF. Ha escrito 14 libros sobre temas contables y es investigador del IMCP.

En estos tiempos en que la transparencia y confiabilidad de la información se hace indispensable, surge el concepto de Gobierno Corporativo, que es la resultante de las crisis y fracturas que se dan en las grandes corporaciones públicas (aquellas que cotizan en Bolsa).

Por ello, las juntas de gobierno y los comités de auditoría de las grandes corporaciones se dan a la tarea de brindar una mayor seguridad a los inversionistas y al público en general, sobre todo en la operación y en los reportes financieros que se preparan. Por ello, una de las premisas básicas del GC es la confiabilidad de la información financiera.

Los mecanismos para darle confianza al inversionista o a los diversos usuarios de la información financiera descansan en:

Con el GC surgen un conjunto de normas y directrices que tratan de regir el ejercicio de las entidades para que funcionen adecuadamente los mercados de capital, ya que estos dependen del proceso total de presentación de reportes financieros.

Dichos estados a nivel internacional deben ser presentados y revelados según las IFRS y auditados por las ISA, basados en la transparencia, objetividad y compromiso.

En la asignación y en la administración de recursos, se busca maximizar el valor de la empresa a través de un buen manejo financiero y del cumplimiento de las obligaciones legales y contractuales, tratando de balancear los poderes y de cubrir los diferentes intereses de las personas que integran la empresa.

Es necesario que todas las entidades (lucrativas o no lucrativas, bursátiles, privadas o PyMEs) adopten las prácticas del GC, ya que es la tendencia mundial. Todos están demandando día a día la eficiencia y eficacia, así como la rendición de cuentas de los recursos de este tipo de organizaciones.

En el contexto mundial, así como a nivel nacional, en la medida en que se cumplan con los principios del GC todos los interesados descansarán al saber que los recursos y apoyos fluyen de manera confiable por parte de quienes brindan los recursos, y así lograr la transparencia, la permanencia y el crecimiento de la organización, en beneficio de todos.

Los miembros de los consejos directivos han dejado de ser espectadores para convertirse en protagonistas en el logro de la excelencia dentro de las corporaciones.

Aunque no existe un modelo único para implementar el GC, la experiencia a nivel internacional ha identificado algunos principios comunes que mantienen un adecuado nivel de mejores prácticas de GC.

Se considera que un buen sistema de Gobierno Corporativo contiene como principios básicos los siguientes:

1. El trato igualitario y la protección de los intereses de todos los accionistas.

2. El reconocimiento de la existencia de los terceros interesados en el buen desempeño, la estabilidad y la permanencia en el tiempo de la sociedad.

3. La emisión y revelación responsable de la información, así como la transparencia en la administración.

4. El aseguramiento de que exista la visión estratégica de la sociedad, así como la vigilancia y el efectivo desempeño de la administración.

6. La identificación, la administración, el control y la revelación de los riesgos a que está sujeta la sociedad.

7. La declaración de principios éticos y de responsabilidad social empresarial.

8. La prevención de operaciones ilícitas y conflictos de interés.

9. La revelación de hechos indebidos y la protección a los informantes.

10. El cumplimiento de las distintas regulaciones a que esté sujeta la sociedad.

11. El dar certidumbre y confianza a los inversionistas y terceros interesados sobre la conducción honesta y responsable de los negocios de la sociedad.

Para aquellas entidades que no se encuentran muy familiarizadas con los conceptos de Gobierno Corporativo, a continuación se presentan las 5 características que comparten los consejos directivos de algunas organizaciones para ser considerados efectivos:

1. Mezcla adecuada de capacidades de los consejeros y utilización de las mismas

El aprovechar las capacidades y los conocimientos que tiene cada uno de los miembros del Consejo es vital, ya que el tener esta composición proporciona una visión más amplia y enriquecida de todas las decisiones que deben tomarse.

Dentro de este rubro, los conocimientos más reconocidos son:

2. Compromiso con el desarrollo de estrategias y medición del impacto

El objetivo del desarrollo de estrategias es el garantizar que todos los recursos materiales, humanos y financieros de las fundaciones puedan ser utilizados de una forma integrada para lograr su misión.

El grado en que los consejeros se comprometan con el desarrollo de estas estrategias y midan el impacto de las mismas repercute directamente en el grado de eficiencia del Consejo.

3. Enfoque en la discusión de temas relevantes

Tanto el material como el contenido de las juntas deben ser enfocados a los temas de gobierno. Asimismo, se debe dar importancia a las responsabilidades estratégicas y fiduciarias, y valorar el impacto social de la organización así como su desempeño general, sin desviar la atención de los temas operativos y administrativos.

4. Relación positiva con la dirección

Esta relación se da en 2 direcciones: así como el Consejo debe estar satisfecho con el trabajo del Director, éste debe sentirse cómodo en la organización y con el Consejo.

La comunicación adecuada es un elemento básico para que esta relación pueda darse, debe existir confianza y, sobre todo, el entendimiento de que tanto la Dirección como el Consejo están en el mismo equipo y tienen los mismos objetivos: lograr la misión de la organización.

5. Oportunidad de influir en el pleno del Consejo

La dinámica en las juntas de Consejo en las que se propicie la participación y la capacidad de influir en las decisiones, aun cuando existan desacuerdos respetuosos entre los miembros, provoca una sensación de eficacia, ya que las decisiones son consensuadas y aportan la perspectiva del Consejo como una unidad, no como algún miembro aislado.

Estos son algunos de los principios fundamentales del Gobierno Corporativo. El adoptarlos no significa tener un cambio radical en la base de la organización, implica, primero, determinar el grado de adecuación que puedan tener con la organización, para que, de esa manera, se tome lo que se necesite y se deje de lado lo que no resulte aplicable o no se adecue a sus características y su realidad.

¿Consideras importante adherirte al GC para que tu entidad reporte información confiable y transparente? No es mala idea, sobre todo si al hacerlo mejora tu compañía, date la oportunidad.