cartera_vencida

Qué es la cartera vencida




Por Jorge Alonso Ramírez Vega.

Si alguna vez hemos tenido un crédito con alguna institución bancaria o entidad financiera, nuestro crédito ha sido parte de alguna cartera de crédito, pues ésta está integrada por los fondos de préstamos que los bancos, compañías de inversión o incluso agencias de gobierno poseen y manejan. Revisamos qué ocurre cuando no son pagados.

Las carteras de crédito son activos por los ingresos recurrentes que los pagos de préstamo crean. Sin embargo, una cartera de préstamos puede poner un negocio en peligro financiero, si muchos prestatarios no cumplen con el pago.

¿Qué sucede cuando dejamos de pagar un crédito? ¿Qué sucede con los créditos cuando se tornan “tóxicos” financieramente hablando?

Para fines normativos y de regulación en el tema “cartera vencida”, aclaremos que se trata de un concepto que tiene hasta 4 modalidades cuando se clasifica de un estatus “vigente” a uno “vencido”, estos tipos están especificados en el Boletín B-6 del Anexo 33 de las disposiciones de carácter general aplicables a las instituciones de crédito (bancos) y así sucesivamente para todos los demás entes (SOFOM, UC, SOFIPO, SOCA, etc.). En algunos casos cambia el número de Boletín, pero en esencia se refiere a los cambios en los mismos términos.

La cartera vigente está compuesta por los clientes (deudores) que se encuentran al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones de pago. Por el contrario, la cartera vencida es la porción del total de sus clientes (deudores) que reporta atraso en el cumplimiento de sus obligaciones de pago. Dicho de otra manera, la cartera vencida la componen los clientes que por alguna razón no pagan.

No obstante, la cartera vencida tiene beneficios fiscales tanto para la entidad que la vende, como para la entidad que la compra, sin embargo, debe cumplir algunos requisitos y es muy importante que se tengan en consideración:

a) El procedimiento de calificación de la cartera debe cumplir con la metodología de riesgos que sea aprobada por el Comité de Riesgos y como consecuencia por el Consejo de Administración, pero ante todo que cumpla con los porcentajes mínimos descritos en la regulación.

b) Que cumpla con todas las características propias de traspaso de cartera vigente a cartera vencida así como el tipo de revolvencia.

c) Que se compruebe que la cobranza llegó hasta los últimos términos (cobranza administrativa y judicial).

d) Que el crédito esté reservado (preferentemente al 100%).

Para el comprador, ¡por supuesto que también hay beneficios! Cuando una entidad compra la cartera vencida, los aspectos a observar son

a) Que se tenga un contrato (más que evidente ¿no creen?).

b) ¡Importante!, que el comprador única y exclusivamente se dedique a la adquisición, administración, compra y venta de cartera vencida.

c) ¡Regla de oro!, que la cartera que se va a adquirir exista en los registros de la institución como CARTERA VENCIDA (grupo 13).

¿Qué deducciones se pueden hacer?

1.- Sólo hasta por el equivalente de 1/3 de la cartera adquirida (parece buen negocio).

2.- Si se llega a reestructurar, los ingresos se acumularán de acuerdo con los meses del ejercicio y no por el monto total.

Es muy importante considerar que cualquier tipo de cartera (comercial, consumo, e hipotecaria) es susceptible de venta y como consecuencia de compra; en todos los casos sucede lo siguiente:

a) Si se vende la totalidad de la cartera, los ingresos (sólo lo efectivamente cobrado) se acumularán y deducirá en el ejercicio.

b) Si se vende sólo una parte de la cartera, los ingresos se acumularán en el ejercicio.

Sólo existe una pequeña diferencia con respecto a la cartera hipotecaria, debido a que es un crédito que regularmente fluctúa más allá de 10 años y hasta 25 años, pero siempre y cuando la garantía esté a cargo del Fondo de Operación y Financiamiento Bancario para la Vivienda, el cual reside en el Banco de México y que podrá ser tratado en otro momento.

Lo importante por ahora es que nunca dejemos de hacer frente a nuestras obligaciones crediticias.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: