propinas-impuestos

Ingreso por propinas y el pago de impuestos




Conoce las implicaciones fiscales que tiene percibir una propina y qué obligaciones genera a los trabajadores y empleadores.

Hoy en día existen trabajadores que, además de su sueldo, obtienen ingresos extra a través de las propinas que reciben, mismas que muchas veces no son consideradas parte de su salario, lo que les impide demostrar que cuentan con un ingreso superior a la hora de solicitar un crédito, préstamo, etc.

Aunado a esto, existen ciertas implicaciones fiscales en torno a la propina que deben tomar en cuenta los trabajadores y sus patrones para evitar caer en una omisión de obligaciones.

¿Qué implicaciones fiscales tiene percibir una propina?

Dentro del ámbito laboral, la propina forma parte del salario de los trabajadores de hoteles, restaurantes, bares y otros, según el artículo 346 de la Ley Federal del Trabajo.

Al ser considerada parte del salario, la propina tiene las siguientes repercusiones fiscales:

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR)

Para efectos de la LISR, el artículo 94 establece los ingresos obtenidos por personas físicas objeto de esta ley:

Se consideran ingresos por la prestación de un servicio personal subordinado, los salarios y demás prestaciones que deriven de una relación laboral, incluyendo la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas y las prestaciones percibidas como consecuencia de la terminación de la relación laboral. Para los efectos de este impuesto, se asimilan a estos ingresos los siguientes…”

Y en su artículo 96 establece la obligación generada por estos ingresos:

Quienes hagan pagos por los conceptos a que se refiere este capítulo están obligados a efectuar retenciones y enteros mensuales que tendrán el carácter de pagos provisionales a cuenta del impuesto anual. No se efectuará retención a las personas que en el mes únicamente perciban un salario mínimo general correspondiente al área geográfica del contribuyente…”

De lo anterior, se puede concluir que, en primer lugar, al ser consideradas las propinas como parte del salario, éstas estarán sujetas al pago de impuestos según los artículos 94 y 96 de la LISR, además de que deberán cumplir con los requisitos del comprobante electrónico, declaración anual, declaración informativa, constancias, etc.

Interpretación del Seguro Social

Para efectos del Seguro Social existe un acuerdo acerca del trato que se le debe dar a las propinas para efectos de saber si forman parte del salario base de cotización o no, en dicho acuerdo se establece lo siguiente:

Se establece el criterio de que las propinas que reciben los trabajadores de restaurantes que no puedan ser determinadas o determinables, conforme a lo dispuesto en los artículos 346 y 347 de la LFT no forman parte del salario para efectos de cotización”.

Por lo anterior, estamos ante una condicionante, es decir, para que las propinas puedan ser parte integral del salario base de cotización se deben determinar conforme a lo dispuesto en los artículos 346 y 347 de la LFT, dichos artículos establecen lo siguiente:

Artículo 346: Las propinas son parte del salario de los trabajadores a que se refiere este capítulo en los términos del artículo 347.

Los patrones no podrán reservarse ni tener participación alguna de ellas.

Artículo 347:  Si no se determina en calidad de propina, un porcentaje sobre las consumiciones, las partes fijarán el aumento que deba hacerse al salario de base para el pago de cualquier indemnización o prestación que corresponda a los trabajadores. El salario fijado para estos efectos será remunerador debiendo tomarse en consideración la importancia del establecimiento donde se presten los servicios.

Como se ha visto, las propinas sí forman parte del salario, pero no se determina un porcentaje sobre los consumos, ya que las partes participantes serán las encargadas de fijar el aumento que deba hacerse al salario. Este sueldo debe ser remunerador y acorde a la importancia del establecimiento.

Para efectos del Seguro Social, existe una limitante, la cual está plasmada en el artículo 344 de la Ley Federal del Trabajo:

Las disposiciones de este capítulo se aplican a los trabajadores en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, cafés, bares y otros establecimientos análogos”.

Por lo que habría que analizar el caso de gasolineras, valet parking, guías de turismo, etc.

Las propinas dentro de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA)

La LIVA en su artículo 1 establece la obligación de pagar este impuesto a las personas físicas y morales que en territorio nacional realicen los siguientes actos o actividades:

  • Enajenen bienes
  • Presten servicios independientes
  • Otorguen el uso o goce temporal de bienes
  • Importen bienes o servicios

Las propinas recibidas por trabajadores de hoteles y restaurantes, bares y otros establecimientos análogos, como ya analizamos anteriormente, forman parte del salario, el cual no es objeto de la LIVA según artículo 14, penúltimo párrafo.

Lo anterior se confirma con la siguiente tesis:

Valor agregado, el monto correspondiente a la propina señalado en una factura expedida a favor del cliente consumidor, no debe ser considerado dentro de la base gravable del impuesto”

El monto relativo a propina, aun cuando aparezca en una factura expedida a favor de la persona que recibió los servicios de la empresa contribuyente, no debe ser tomado en cuenta como base para determinar el IVA, pues su objeto está constituido únicamente por 4 supuestos previstos en el artículo 1 de dicha ley: enajenación de bienes, prestación de servicios, concesión del uso o goce temporal de bienes e importación de bienes y servicios.

Si bien para calcular el impuesto se debe tomar como base gravable la cantidad que corresponda por el pago de la contraprestación pactada, más cualquier otra suma que además se cargue al que reciba los servicios, como pueden ser, según el artículo 18 de la LIVA, otros impuestos, derechos, viáticos, gastos de toda clase, reembolsos, intereses normales o moratorios, penas convencionales y cualquier otro concepto, lo cierto es que esto es así, porque al gravar el consumo de los bienes y servicios, se tiene que hacer de manera tal que la tasa se aplique sobre un valor que refleje las condiciones reales en que éstos se contratan, es decir, se debe determinar el precio total de la contraprestación pactada entre el que la ofrece y quien la recibe.

Sin embargo, si la propina no es una erogación de carácter obligatorio para quien recibe los servicios, sino que se trata más bien de una gratificación que de manera espontánea y discrecional el cliente otorga al personal que directamente lo atendió, como estímulo por las atenciones recibidas, es evidente que en estricto sentido no puede constituir parte del precio total de los servicios contratados y, por ende, no debe ser gravada con el IVA; además, porque tal concepto no se traduce en ingresos para la empresa actora con motivo de la prestación de sus servicios, sino para sus trabajadores, para quienes constituye parte integrante de su salario, en términos del artículo 346 de la Ley Federal del Trabajo, por lo que, en todo caso, podría ser objeto de un distinto tributo, pero no del IVA.

Impuesto sobre Nóminas

Las propinas si forman parte del salario, estarán sujetas al pago del Impuesto sobre Nóminas, de acuerdo al artículo 178 del Código Financiero del DF que establece lo siguiente:

Se encuentran obligadas al pago del Impuesto sobre Nóminas, las personas físicas y morales que, en el Distrito Federal, realicen erogaciones en dinero o en especie por concepto de remuneración al trabajo personal subordinado, independientemente de la designación que se les otorgue”.

Para los efectos de este impuesto se considerarán erogaciones destinadas a remunerar el trabajo personal subordinado, las siguientes: sueldos y salarios.

De lo anterior, tenemos una carga tributaria más para las propinas, el pago del 2% sobre nómina al ser consideradas como parte del salario.

Por lo anterior, es importante que los propietarios de establecimientos, que tengan personal a su cargo y que perciban ingresos por propinas, pongan especial atención a este concepto, ya que pudieran estar omitiendo algunas de sus obligaciones tributarias.

Síguenos en Facebook