Principios de la contribución tributaria en México

Los 4 principios de la contribución tributaria




Te decimos cómo puedes saber si las contribuciones que estás aportando son legales, equitativas, proporcionales y si, efectivamente, se están aplicando para cubrir el gasto público y no para otros fines.

Ya seas empresario, empleado, prestes servicios profesionales o cualquier otro supuesto que marque la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), estás obligado a cumplir con las disposiciones fiscales aplicables a cada situación, pero ¿de dónde emana la responsabilidad de contribuir? y ¿cuáles son los principios que me defienden de algún acto inadecuado por parte de la autoridad?

En respuesta a la primera pregunta, el fundamento legal de contribuir al gasto público se encuentra en la fracción IV del artículo 31 de la Constitución Política, la cual establece que es obligación de todos los mexicanos contribuir para los gastos públicos, tanto de la Federación, como del Distrito Federal o del Estado y Municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.

Ahora bien, ¿qué tipos de contribuciones existen? El artículo 2º del CFF clasifica las contribuciones de la siguiente manera:

  • Impuestos
  • Aportaciones de seguridad social
  • Contribuciones de mejoras
  • Derechos

En cuanto al segundo cuestionamiento, la respuesta también se encuentra en la fracción IV del artículo 31, que es donde se desprenden los 4 principios que son de gran importancia para el correcto cumplimiento de las obligaciones de todo ciudadano que radica en territorio mexicano:

1. Contribuir para los gastos públicos

Este principio de las contribuciones nos garantiza que las erogaciones que efectuemos al Estado serán aplicadas exclusivamente a los gastos públicos.

Existen contribuciones que en su naturaleza se puede ver el fin específico en el gasto público.

Por ejemplo:

Las mejoras son las contribuciones establecidas en Ley que se beneficien de manera directa por obras públicas; y existen otras como los impuestos, en los cuales no se aprecia claramente el beneficio directo en el gasto público.

2. Proporcionalidad

Se encarga de proteger a los individuos del pago injusto de contribuciones, es decir, su objetivo principal es lograr que las personas físicas y morales paguen de acuerdo con su capacidad contributiva.

Por ejemplo:

Supongamos que existen 2 personas que perciben ingresos por concepto de honorarios profesionales, y tienen depósitos por la cantidad de 10 mil pesos. La primer persona necesita erogar la cantidad de 7 mil pesos para la obtención del ingreso y la segunda sólo 5 mil pesos, por lo que respetando el principio de proporcionalidad el primer sujeto deberá pagar impuesto sobre 3 mil pesos  (10 mil – 7 mil = 3 mil), mientras que la segunda sobre 5 mil pesos  (10 mil – 5 mil = 5 mil). De esa forma ambas personas pagarán el impuesto de manera proporcional, atendiendo a su capacidad contributiva.

3. Equidad

Este principio protege la desigualdad fiscal, la cual implica dar un trato igual a los iguales y desigual a los desiguales, para que de esta forma no exista una preferencia desleal sobre algunos contribuyentes.

Por ejemplo:

Una contribución no puede ser aplicable sólo para algunos contribuyentes específicos, ya que debe ser general para una sección de contribuyentes, es decir, no se puede implementar una nueva contribución para los contribuyentes que presten servicios a un residente en el extranjero. En este caso no se respeta el principio de equidad, ya que las personas físicas no debieran distinguirse si realizan este tipo de operaciones.

4. Legalidad

Su objetivo es proteger la imposición de contribuciones ilegales, ya que establece que para que una contribución sea aplicada se necesita que esté en Ley, por lo tanto las leyes que establezcan contribuciones deben pasar por el proceso legislativo conformado por la iniciativa, discusión, aprobación, sanciones, promulgación e inicio de vigencia.

Por lo anterior, antes de cumplir con lo dispuesto en las diferentes normas jurídicas aplicables, es necesario observar estos principios, para de esa forma tener la certeza de que las contribuciones que estamos aportando sean legales, equitativas, proporcionales y efectivamente se estén aplicando para cubrir el gasto público y no para otros fines.

¿Conocías los 4 principios de la contribución tributaria? ¿Qué contribuciones te gustaría implementar o retirar?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: