estudios_posgrado

Por qué son necesarios los estudios de posgrado, especialidades y maestrías




Conoce las razones por las que se ha vuelto indispensable tener niveles de estudio mayores.

Por: MBA Héctor Valencia Morales, profesor de la EBC.

Dentro de las áreas del conocimiento económico-administrativas, en los últimos años se han observado aumentos considerables en la demanda de los estudios de posgrado, especialidades y maestrías, se ha asumido que se debe a la competencia profesional que cada día es más dura en el ámbito empresarial.

Cada vez más,  los requerimientos de los perfiles de puesto que las empresas exigen consideran niveles de estudio mayores; hoy en día contar con una licenciatura es lo más común en el medio empresarial, pero surge la necesidad de especializarse o aumentar el grado académico alcanzando la maestría.

Desafortunadamente, los que impartimos cátedra en estudios posteriores a la licenciatura también estamos observando una tendencia cada vez más notoria: los jóvenes egresados de las licenciaturas, independientemente si la institución académica es pública o privada, muestran deficiencias en sus conocimientos que antes no se veían.

¿Qué puede estar pasando?

Es un tema de mercado, ya que en México ante la demanda tan inmensa de jóvenes interesados en ingresar a alguna universidad a estudiar su licenciatura, las instituciones han optado por ampliar su oferta aumentando el número de campus y de aulas. Pero en materia de educación profesional no todo es la infraestructura, también se requieren más maestros que, aparte de mantener su ejercicio profesional, destinen parte de su tiempo a compartir sus conocimientos y experiencia con los nuevos futuros profesionistas.

En las licenciaturas, para suplir a los docentes de excelencia que son insuficientes ante la demanda, las universidades han optado por estandarizar la enseñanza mediante casos, prácticas y exámenes, limitando la libertad de cátedra e intentando automatizar el conocimiento.

En una institución donde las clases, materiales, prácticas, casos y los exámenes son estandarizados, no se requiere de un profesor de excelencia o de experiencia para desarrollar la materia, se requiere de un facilitador que domine el sistema y coordine actividades que están previamente diseñadas para cumplir con un programa establecido, pero dejando carente al estudiante de ese vínculo tan necesario entre la realidad y el aula.

Es comprensible que los profesores de excelencia se encuentren trabajando en los programas de maestría y especialidad, donde el requerimiento académico y experiencia docente son mucho mayores y la libertad de cátedra es el gran valor que permite aprender de un verdadero profesional de su materia.

Hoy en día estudiar una maestría no sólo implica aumentar la profundidad de los conocimientos o lograr una especialidad, sino también complementar y corregir algunas deficiencias que por sistema los estudiantes están presentando al egresar de sus licenciaturas.

Un estudio de posgrado, además de mostrar actualizaciones en temas de vanguardia, rompe con una serie de paradigmas y debe generar nuevas habilidades que un ejecutivo requiere para desempeñar mejor sus funciones y competir en el mercado laboral.

¿Tienes planes de estudiar alguna maestría? Platícanos tus razones.