¿Por qué pierde su empresa? ¿Es necesario realizar ajustes?

Por MBA Jean Ussel

¿Has analizado las funciones realizadas, los riesgos asumidos y los activos empleados de tu empresa o de la organización para la que laboras? Analizamos esta y otras preguntas para evaluar si es necesario hacer modificaciones sustanciales.

Te has preguntado si ¿son congruentes, las funciones, riesgos y activos empleados con el beneficio esperado de las operaciones, con el plan de negocios, con la rentabilidad resultante y con las compensaciones (precios) pactadas? ¿Son congruentes también con compañías comparables a tu negocio u organización?

Con base en un análisis de valor del mercado de operaciones entre partes relacionadas, presentamos un primer avance para responder a estas cuestiones, tomando los precios de transferencia como una herramienta para solucionar la situación planteada.

Siempre que inicia operaciones una compañía, es común que existan pérdidas por un periodo limitado (regularmente bien identificado), debido a los gastos extraordinarios que se asumen para la introducción en el mercado, la concientización de marca, el desarrollo del producto o servicio y compra de capital, por lo que no debería generar ninguna alarma siempre y cuando se cuente con un plan de negocios congruente.

Si bien la pérdida puede ser originada por ineficiencias derivadas de fallas gerenciales que provocan procesos inadecuados, gastos injustificados o inconsistentes con las metas (económicas) esperadas y el modelo de negocio, de la misma manera, de acuerdo con el mercado y el aumento de competidores, los márgenes se vuelven cada vez más pequeños por lo que la calidad de los productos y servicios deberá ser controlada muy de cerca.

En el caso de contar con subsidiarias, se tendría que evaluar si la estructura de riesgos de cada entidad es congruente con el modelo de negocio, ya que la entidad que asuma mayor riesgo, deberá asumir la pérdida.

Asimismo, es importante tomar en consideración la volatilidad cambiaria dentro de sus operaciones, además de identificar a la entidad en el modelo de negocio que asume este tipo de riesgo y las consecuencias que la fluctuación causa.

En caso de que una empresa multinacional no tuviera utilidad y tampoco haya experimentado las condiciones arriba mencionadas, es preponderante analizar las circunstancias externas que rodean a sus operaciones, (como por ejemplo devaluaciones y recesiones).

Si la compañía no está experimentando los resultados deseados, se podría realizar un análisis crítico sobre la consistencia entre las funciones realizadas, los riesgos asumidos y los activos empleados, en relación con la rentabilidad esperada y resultante, incluidos los términos contractuales (como los precios) de cada operación.

De acuerdo con los resultados que arroja un análisis funcional como el arriba detallado, se puede caracterizar a cada entidad de negocio, como un distribuidor de riesgo limitado o de riesgo completo, o bien como un manufacturero por contrato, y así buscar en bases de información públicas sus antecedentes, para determinar si la rentabilidad, ciclo y modelo de negocios, así como los términos contractuales de la operación de compañías comparables (ya sea por función o por industria), son consistentes con las de su empresa.

Por otro lado, los precios de transferencia (el análisis de valor de mercado de operaciones controladas), nos provee en principio de dos herramientas para responder a esta pregunta y resolver el problema, acerca del análisis funcional (consistencia entre funciones, activo, riesgos, rentabilidades y términos contractuales) y la comparabilidad (rentabilidad y términos contractuales entre terceros) con empresas independientes cuyas funciones sean similares.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: