Firma Electrónica Avanzada FIEL

Para qué sirve la Firma Electrónica Avanzada (FIEL)




Por: Jorge Alberto Reyes Caballero, M. en C. Económicas y académico de la Escuela Bancaria y Comercial.

¿Alguna vez te imaginaste que podrías realizar tus trámites fiscales desde la comodidad de tu hogar? Con la FIEL es posible.

¿Creíste que siempre tendrías que hacer colas para realizar tus trámites fiscales? Ahora puedes hacerlos desde la comodidad de tu hogar, oficina, etc. Para llegar a esta realidad hubo que superar muchos obstáculos, pero ahora existe la Firma Electrónica Avanzada (FIEL).

En términos técnicos y de acuerdo con el portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), la FIEL es un conjunto de datos que se adjuntan a un mensaje electrónico, cuyo propósito es identificar al emisor del mensaje como su autor legítimo, como si se tratara de una firma autógrafa.

La FIEL es un medio electrónico con el que el contribuyente puede llevar a cabo transacciones fiscales electrónicas y dar su autorización para ejecutarlas a través de esta herramienta; es decir, es un medio de autorización electrónica.

¿Quiénes deben contar con ella?

De acuerdo con las reformas al Código Fiscal de la Federación, publicadas en el Diario Oficial el 28 de junio y 27 de diciembre de 2006, todos los contribuyentes (personas físicas y morales) están obligados a tramitarla; sin embargo, al día de hoy el SAT aún está en proceso de autorizar los trámites y servicios en que el uso de la FIEL será obligatorio.

Por el momento, la FIEL tiene funciones acotadas y especificas que son de mucha utilidad para el contribuyente, dentro de las cuales se encuentran las siguientes:

  • Declaraciones patrimoniales
  • Emisión de documentos oficiales
  • Emisión de dictámenes
  • Solicitudes de acceso a la información pública
  • Control y gestión de documentos

¿Cómo se puede obtener?

En México, el SAT es el administrador de esta herramienta; para obtenerla se requiere lo siguiente:

Acudir al SAT con lo siguiente:

a)    Si eres persona física (en cualquier tipo de régimen):

  • Dispositivo magnético (USB o disco compacto)
  • Original o copia certificada de:
  1. Acta de nacimiento o carta de naturalización (se deberá presentar sólo en los casos en que no se cuente con una CURP certificada en el Módulo de Consulta de RENAPO. Para verificar si cuenta con la CURP certificada consulte la siguiente liga: Módulo RENAPO).
  2. Documento migratorio vigente (FM2 o FM3), para personas de origen extranjero.
  3. Identificación oficial vigente.

b)    Si eres persona moral:

El representante legal deberá contar con el certificado de Firma Electrónica Avanzada vigente como persona física.

Llevar el día de su cita lo siguiente:

  • Dispositivo magnético (USB o disco compacto).
  • Copia certificada de los siguientes documentos:
  1. Poder general del representante legal para actos de dominio o de administración (no podrá ser mancomunado ni de carácter especial).
  2. Acta constitutiva de la persona moral solicitante.
  3. Original o copia certificada de la identificación oficial del representante legal de la persona moral solicitante (credencial para votar, pasaporte, cédula profesional, cartilla del servicio militar o credencial emitida por los gobiernos federal, estatal o municipal que cuente con la fotografía y firma del titular).

¿Por qué debes tramitarla?

Como decíamos al principio, la FIEL sirve como conjunto de datos que se adjuntan a un mensaje electrónico, cuyo propósito es identificar al emisor del mensaje como autor legítimo, como si fuera una firma autógrafa. Por ello, la FIEL da seguridad a las transacciones electrónicas de los contribuyentes, y al usarla se puede identificar al autor del mensaje y verificar que no lo haya modificado o alterado ningún tercero.

Su propio diseño se basa en el uso de 2 claves o llaves para el envío de mensajes: la llave privada, que sólo conoce el titular de la FIEL, y sirve para cifrar datos; y la llave pública, para consulta de servicios electrónicos.

Así que si deseas llevar a cabo trámites como dictámenes fiscales, expedientes del contribuyente, comprobantes fiscales digitales, donatarias autorizadas o solicitud de devoluciones, entre otros, desde la comodidad de un portal electrónico, ésta es tu llave a la tecnología fiscal, ¿tú ya la tienes?