seguridad social

Obligaciones de Seguridad Social




Por  C. P. C. Roberto Almaráz González.

La Seguridad Social es un derecho de los trabajadores mexicanos. A través de ella es posible apoyar a los trabajadores para brindar una mejor calidad de vida así como asegurar sus derechos fundamentales, como al de la salud y asistencia médica. Conoce el cumplimiento que las empresas y empleadores deben tener.

La seguridad social es la acción de gobierno que los diferentes Estados pueden realizar para aminorar problemas de pobreza, pobreza extrema, desempleo, salud, etc., a fin de asegurar que todos los miembros de la sociedad tengan acceso permanente a los derechos más elementales. De acuerdo con la Ley del Seguro Social de nuestro país (LSS):

La seguridad social tiene por finalidad garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia, y los servicios sociales para el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión digna que, en su caso, y previo cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el Estado”.

La misma Ley define al Seguro Social como el instrumento básico de la seguridad social y precisa que la organización y administración de la institución “están a cargo del organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propios, denominado Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”.

¿Qué conforma éste servicio al que tenemos derecho cuando formamos parte de una mina en la iniciativa privada?

Las prestaciones que el IMSS brinda a los derechohabientes se encuentran bajo dos tipos de regímenes: el Régimen obligatorio y el Régimen voluntario. En el Régimen obligatorio, una persona es afiliada por su patrón por tener una relación laboral que obliga a su aseguramiento, mientras que en el Régimen voluntario, la afiliación es producto de una decisión voluntaria individual o colectiva.

El Régimen obligatorio se integra por cinco tipos de seguros:

  • Riesgos de Trabajo (RT)
  • Enfermedades y Maternidad (EM)
  • Invalidez y Vida (IV)
  • Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCV)
  • Guarderías y Prestaciones Sociales (GPS)

Mientras que el Régimen voluntario cuenta con el Seguro de Salud para la Familia (SSFAM), el Seguro Facultativo para estudiantes y algunas otras modalidades de incorporación voluntaria.

Como trabajadores, la prestación otorga a los asegurados el derecho a un sistema de financiamiento que les permita obtener un crédito manejable para adquirir en propiedad una casa habitación; para la construcción, reparación o mejoras de la misma, y para el pago de pasivos adquiridos por estos conceptos, dicho sistema es administrado por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

Por otro lado, el Plan Nacional de Desarrollo 2013–2018, establece como parte de sus objetivos primordiales, para lograr un “México Incluyente”, ampliar el acceso a la seguridad social y proveer un entorno adecuado para el desarrollo de una vida digna, a fin de incrementar el número de mexicanos con garantías de seguridad social, mediante políticas que generen incentivos para su inscripción en los diferentes sistemas de atención social con los que cuenta nuestro país, además, esto redundaría en el fortalecimiento del papel de las instituciones públicas que otorgan financiamiento para construir, adquirir y mejorar la vivienda. Lamentablemente, en la práctica las cosas no son así.

Combate a la evasión fiscal

Otro de los ejes rectores del IMSS, es el combate a la evasión fiscal, no solamente para asegurar la debida protección social de los trabajadores y sus familias o para alcanzar el financiamiento adecuado de los servicios que se proporcionan a la población derechohabiente, sino también porque la evasión genera distorsiones en la asignación de los recursos públicos y privados, lo que atenta contra la eficiencia y sostenibilidad del propio sistema de seguridad social.

La evasión en la afiliación de trabajadores y elusión en el registro del salario que estos perciben, se relaciona con múltiples aspectos, entre ellos la estructura del mercado laboral, los costos relativos del factor trabajo, el nivel de carga tributaria, el ciclo económico y los niveles de ingresos de la población.

Si bien la reducción de los niveles de evasión es una tarea compleja y estructural, y parcialmente externa a las funciones que desarrolla el Instituto, éste se ha abocado, en el ámbito de su competencia, a realizar mejoras administrativas y de gestión, tendientes a reducir la evasión y a acortar la brecha recaudatoria.

En mi opinión, esto se sigue presentando debido a la inequidad recaudatoria en la carga impositiva, al descontar en porcentaje, una cantidad mayor a quienes percibimos un salario menor.

Quizás se termine con la evasión de este pago, el día que veamos que los impuestos se descuentan a cada uno de nosotros equitativamente, además de verlos reflejados directamente en los servicios de abastecimiento de medicamentos por ejemplo, la infraestructura adecuada de acuerdo con el crecimiento poblacional, o en una atención de calidad por parte de todos los médicos y enfermeras, entre otras cosas. ¿Creen que esto sea posible?

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: