NIF 2017, Boletín C-15. Deterioro en el valor de los activos de larga duración y su disposición

Por M.A. y C.P.C. Herminia Güitrón del Río.

Revisamos los cambios que presenta el Boletín C-15 referente al deteriore en el valor de los activos de larga duración y su disposición. A pesar de que no generan cambios contables, es necesario conocer sus precisiones.

Las mejoras 2017 al Boletín C-15, Deterioro en el valor de los activos de larga duración y su disposición son parte de la sección de las NIF que no generan cambios contables. Es importante recordar que esta sección contiene mejoras a las NIF que buscan hacer más preciso y claro el planteamiento normativo, por lo tanto, dichas mejoras no generan cambios contables en los estados financieros de una entidad económica y no establecen una fecha para su entrada en vigor.

Las mejoras 2017 al Boletín C-15 se refieren al reconocimiento de activos en abandono. Antes de estas mejoras, el Boletín mencionaba en su párrafo 99 que al ocurrir el abandono de activos de larga duración debía seguirse lo indicado en el párrafo 38 del Boletín C-6, Inmuebles, maquinaria y equipo; sin embargo, las disposiciones del Boletín C-6 dejaron de tener efecto a partir del 1º de enero de 2011 con la vigencia de la NIF C-6, Propiedades, planta y equipo.

El párrafo 38 del Boletín C-6 señalaba que al abandonarse un activo, éste se registraría a su valor de realización, y si éste era inferior al valor neto en libros la pérdida, se cargaría a resultados. Atendiendo a su importancia relativa, el activo fijo abandonado se presentaría en un renglón especial.

Las mejoras al Boletín C-15 actualizan las referencias correspondientes en el párrafo 99, como se muestra a continuación:

 

En conclusión, con las mejoras 2017 al Boletín C-15 Deterioro en el valor de los activos de larga duración y su disposición se precisa que al tomar la decisión de abandonar activos de larga duración en uso, el nuevo valor neto en libros de un componente (menos su valor residual) debe depreciarse y asignarse a resultados sistemáticamente a lo largo de su vida útil, hasta la consumación del abandono y seguir presentándolo en los estados financieros clasificado dentro de los componentes sujetos a depreciación.

El valor neto en libros de un componente debe darse de baja cuando no se espere obtener beneficios económicos futuros por su uso o disposición. Para su presentación, y atendiendo a la característica cualitativa de importancia relativa, los componentes abandonados, deben presentarse por separado del resto de las propiedades, planta y equipo. Esta precisión no genera cambios contables.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado:

*********

Los comentarios u opiniones contenidos en los artículos publicados en Soy Conta, son responsabilidad de su autor, pudiendo ser distintos a los criterios dados a conocer por las autoridades fiscales; tampoco representan una asesoría, consejo o prestación de servicios de ninguna índole.