Modificación del límite en las deducciones personales

En su mayoría, los regímenes fiscales permiten la disminución de erogaciones para el desarrollo de la actividad de los contribuyentes para determinar el ISR, con ello se busca ganancia para los causantes, ¿conoces cuál es el monto máximo para realizarlas?

La Ley del ISR, en su artículo 151, incorpora algunas deducciones que no necesariamente forman parte de la actividad del contribuyente, pero sí de carácter personal, por lo que las personas físicas pueden considerarlas para su declaración anual:

  • Impuesto local sobre ingresos por salarios
  • Gastos médicos y hospitalarios
  • Gastos funerarios
  • Donativos
  • Intereses reales pagados por crédito hipotecario
  • Pago de impuestos estatales al ingreso por sueldos y salarios
  • Aportaciones para el retiro
  • Primas de seguros de gastos médicos
  • Transporte escolar

Para evitar abusos en la aplicación de dichas erogaciones, se han impuesto ciertos requisitos para su deducibilidad; así como un tope global al monto total de las deducciones, que no debían exceder de la cantidad que resulte menor entre cuatro salarios mínimos generales elevados al año o el 10% del total de los ingresos del contribuyente, incluyendo aquellos por los que no se pague impuesto.

Para 2016, se aprobó la reforma del artículo 151, de la Ley del ISR, con la finalidad de que el contribuyente deduzca un mayor monto acerca de las erogaciones personales:

  • De cuatro a cinco salarios mínimos generales elevados al año.
  • De 10 a 15% como límite máximo, no aplicable para donativos como para aportaciones complementarias para el retiro.

Pese a esta modificación, cabe recordar que ISR del ejercicio de 2015, se determina aplicando la ley vigente en el momento en que se causó, es decir en 2015, aun cuando se declare en 2016.

Para apoyar al contribuyente que haya tenido una afectación en su salud que como consecuencia haya generado una incapacidad o discapacidad a un porcentaje mayor al 50% de su capacidad normal, se le podrá aplicar una deducción personal al 100% de sus gastos médicos y hospitalarios, siempre y cuando sea emitido por una institución pública de salud para evitar el abuso y posible ilegalidad.

Se debe recordar que para poder aplicar la deducción, se debe contar con el CFDI con los requisitos establecidos y las especificaciones de los gastos amparados relacionados con la incapacidad o discapacidad señalados.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: