Oportunidades de inversión

Las oportunidades de inversión con base en la valuación de instrumentos del mercado de dinero




Por: Jorge Alberto Reyes Caballero, M. en C. Económicas y académico de la Escuela Bancaria y Comercial.

¿A que le llamamos oportunidad de inversión? ¿Qué es el mercado de dinero?

Cuando hablamos de una oportunidad nos referimos al momento propicio para realizar alguna actividad o tarea, para llevar a cabo un negocio, para concretar una relación amorosa o hasta para realizar el famoso viaje que siempre anhelamos y postergamos. Y el objetivo de las oportunidades es que al aprovechar ese momento propicio logremos el objetivo deseado.

Pues bien, así como existen oportunidades de todos tipos, también las hay en el campo de las inversiones. De acuerdo con los especialistas, si un ahorrador desea convertirse en inversionista y aprovechar alguna oportunidad de inversión, primero debe identificar sus necesidades e informarse sobre las opciones que tiene, para no adquirir instrumentos que no entienda.

En el mercado existen una gran variedad de alternativas, con características que responden a diferentes perfiles y que, por lo tanto, tienen distintos grados de sofisticación. Estas alternativas principalmente se encuentran en el mercado de dinero.

El mercado de dinero es aquel en que se ofrecen y adquieren instrumentos de deuda de corto plazo, que se utilizan para financiar activos de pronta recuperación, o desfases temporales de recursos de las empresas. Entre sus principales características destacan la elevada posibilidad de negociación, el rendimiento preestablecido (fijo o variable), el bajo riesgo y el plazo definido.

En este sentido, y aunque los expertos afirman que no existe un camino definido para pasar del ahorro a la inversión, conocer los instrumentos y el mercado permite posteriormente transitar a otras opciones más complejas y con mayores requerimientos de capital.

Si el inversionista desconoce los instrumentos, puede:

  1. Desaprovechar la oportunidad de obtener mejores rendimientos.
  2. Poner en riesgo su patrimonio al asumir un riesgo del que no es consciente.
  3. No invertir su dinero por temor al riesgo, lo cual daría como resultado una disminución en el poder adquisitivo de sus recursos con el tiempo.

Por ello, es bueno conocer los tipos de instrumentos que existen en el mercado de dinero. Aprovechemos esta oportunidad y revisemos los siguientes:

a)    Instrumentos de deuda emitidos por el gobierno federal

  • Cetes directo: Es un programa gubernamental en el que, incluso con 100 pesos, los usuarios pueden adquirir instrumentos de deuda gubernamental: cetes, bonos, bondes, udibonos. El inversionista presta cierta cantidad al gobierno y éste se compromete a devolver la cantidad prestada más un rendimiento previamente establecido en una fecha determinada.

Ventajas: No cobra comisiones por la administración de los recursos, lo que da un margen más amplio de ganancia. Se recomienda para inversionistas conservadores que privilegian la seguridad de su capital sobre el rendimiento.

b)    Instrumentos de deuda emitidos por empresas privadas e instituciones bancarias

  • Pagarés bancarios: Con este instrumento, el usuario presta al banco cierta cantidad de dinero y, a través de un pagaré, la institución se compromete a devolver en una fecha determinada la cantidad prestada más un rendimiento previamente establecido.

Ventajas: Es un instrumento muy seguro para clientes que no toleran ver que su dinero esté expuesto a la volatilidad, pero los rendimientos normalmente también están por debajo de la inflación.

  • Fondos de inversión: Un fondo es un instrumento a través del cual muchos inversionistas juntan sus recursos para comprar activos que no podrían comprar de manera individual, según la institución financiera. Los más comunes son los fondos de deuda y renta variable. Los primeros invierten en papeles de deuda gubernamental, deuda de gobiernos extranjeros o empresas; los segundos pueden invertir también en acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Ventajas: Se recomienda para inversionistas con horizontes de inversión a mediano y largo plazos. No tiene rendimientos definidos y la operadora del fondo cobra una comisión por manejo de los recursos de alrededor del 1% del valor del fondo anual, lo cual reduce el margen de ganancia.

  • Inversión directa: La inversión directa se realiza a través de una casa de bolsa, con montos superiores a los que requiere un fondo de inversión. El inversionista puede comprar acciones o instrumentos de deuda, pero los montos de entrada pueden superar los 500 mil pesos, e incluso comenzar a partir de 2 millones de pesos.

Ventajas: El dueño tiene la posibilidad de tener ganancias altas cuando la empresa reporte un buen desempeño, pero también se expone al riesgo de pérdidas que dependen del comportamiento del mercado.

Antes de realizar una inversión, es necesario conocer los instrumentos y asesorarse sobre los rendimientos que puede dar cada uno de ellos en un plazo determinado, y sobre el riesgo que corre el dinero por invertir.

Esta evaluación debe considerar las recomendaciones y certificaciones otorgadas por las llamadas agencias calificadoras de los instrumentos financieros, que utilizan metodologías estándar de evaluación para emitir un juicio sobre el riesgo de cada instrumento; las dos agencias calificadoras que operan en México son Standard & Poor’s y Fitch IBCA México.

Esperamos que esta información te haya orientado un poco respecto a las distintas opciones de inversión. Pero no lo olvides, antes de convertirte en inversionista, ¡infórmate bien!

Bibliografía: Dacio, J. Administración Financiera II; El Economista.

Síguenos en Facebook

Mándanos tus sugerencias y comentarios