macroeconomia y contabilidad

La macroeconomía en la Contabilidad




Por MBA y C.P. Aarón Salmerón

Como Contadores tenemos la necesidad de analizar el entorno en el que vive la empresa en la que nos desarrollamos para mejor toma de decisiones. ¿Tienes en la mira los factores macroeconómicos en tu quehacer?

Un Contador, sin duda alguna, debe estar al pendiente de los factores macroeconómicos que suceden en su entorno, ya que, si bien es cierto que para registrar las operaciones no es necesario conocer la macroeconomía, el perfil del Contador también le da elementos para el análisis financiero de la información a fin de tomar las mejores decisiones para el negocio en el cual se desarrolla, de ahí que resulte indispensable que cotidianamente se mantenga al tanto de los efectos macroeconómicos que impactan a las organizaciones dentro de un sistema económico.

El concepto de macroeconomía, de acuerdo con el autor Michael Parkin, es el estudio del desempeño de la economía tanto a nivel nacional como global. En este caso, no estamos en posibilidad de “cambiar, modificar o influir en los indicadores nacionales”, aunque sí somos impactados por la situación macroeconómica de un país o, incluso, del mundo entero.

Al respecto, debemos señalar que la macroeconomía influye de forma directa el desarrollo económico de las empresas, y como contadores, debemos observar los factores más comunes de la economía que se involucran con el desarrollo, prácticamente, de todo negocio.

Algunos de los indicadores macroeconómicos que debemos observar son:

  • PIB
  • Tipos de cambio
  • Inflación
  • Índice Nacional de precios al consumidor “INPC
  • Tasas de interés
  • Entre otros

Así, de acuerdo con esos indicadores y su comportamiento, podremos conocer la situación económica actual del país, lo cual nos ayuda a tomar las decisiones necesarias para el negocio en cuestión, entender más su dinámica con respecto a la situación nacional y con respecto a su situación financiera para diseñar las estrategias necesarias para crecimiento del negocio.

En conclusión, recomiendo revisar esos indicadores como un hábito para poder tomar las mejores decisiones financieras de la organización.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: