Tesorería en las empresas

La importancia de la tesorería en la administración empresarial




El manejo eficiente de la tesorería repercutirá en el éxito de las empresas, pues anticipará las necesidades de financiamiento de la organización.

Por: Jorge Alberto Reyes Caballero, M. en C. Económicas y académico de la Escuela Bancaria y Comercial.

En la actualidad utilizamos el dinero como medio de intercambio para adquirir cualquier bien o servicio, así que es indispensable administrarlo correctamente. Por ello, en las empresas cobra gran importancia la figura del tesorero, que se encarga de gestionar y dirigir los asuntos relacionados con los flujos monetarios.

La tesorería tiene los siguientes objetivos:

a)      Optimizar el ciclo económico.

b)      Administrar el capital de trabajo.

c)       Aumentar al máximo el rendimiento operativo y de inversión.

d)      Reducir los costos financieros.

e)      Proteger la operación cambiaria y de las tasas de interés.

f)       Ampliar la capacidad de negociación bancaria por servicios y líneas de crédito.

g)      Fortalecer las líneas de crédito.

h)      Planear los gastos según las estrategias de la organización.

De acuerdo con lo anterior, la tesorería debe entenderse como el conjunto de técnicas y procedimientos que permiten mejorar la administración de los fondos monetarios, con los objetivos siguientes:

  • Disminuir la necesidad de financiamiento a corto plazo y optimizar los medios de cobro y pago.
  • Reducir los costos financieros negociando las mejores condiciones con las instituciones financieras y utilizando los mejores instrumentos financieros de corto plazo.
  • Obtener la mejor rentabilidad para los excedentes de efectivo con los mejores instrumentos de corto plazo (por ejemplo, en el mercado de capitales).
  • Administrar los flujos para cumplir con los objetivos diarios.

En resumen, la función principal del tesorero es administrar el capital de trabajo, y para ello debe generar fondos mediante el otorgamiento de créditos y la cobranza de los mismos, con el fin de acumular recursos monetarios lo más rápido posible para satisfacer sus flujos.

En la tesorería es fundamental hacer pronósticos respecto a las entradas y salidas de capital de la empresa, para administrar los fondos en las mejores condiciones posibles y así garantizar la liquidez necesaria que permita afrontar los gastos.

Además, es importante establecer sistemas de información en la tesorería para reducir los costos financieros y administrativos, tomar decisiones financieras óptimas y mejorar  la estructura organizacional.

¿Qué papel juega la tesorería en la organización empresarial?

En la actualidad, las empresas se enfrentan a un entorno económico en que las tasas de interés son muy altas, la devaluación es progresiva, la cadena de cobranzas es inestable, etc. Estas características resaltan cada vez más la importancia de la tesorería en nuestra organización, pues el tesorero es esencial para administrar adecuadamente los flujos en nuestras entidades.

El tesorero es imprescindible porque debe administrar el flujo de caja con cierta tasa de rentabilidad. Para ello, debe tener una capacidad de visión que le permita anticipar y estar atento a las variaciones del mercado, de acuerdo con la información estratégica y especializada. El manejo eficiente de la tesorería repercutirá en el éxito de las empresas, pues anticipará las necesidades de financiamiento de la organización.

En conclusión, las tesorerías modernas se dedican a administrar el trabajo de forma eficiente y congruente con las estrategias de las empresas, optimizar el ciclo económico, aumentar al máximo los rendimientos de inversión, reducir los costos financieros, proteger la operación cambiaria y de tasa, generar sistemas de información confiables, interactuar con el sistema financiero y ofrecer una alta capacidad de respuesta y servicio.

Bibliografía: Brealey R. y Myers S.: Fundamentos de Administración Empresarial; Calva A.: Medición y Análisis del Flujo de Efectivo en la Empresa.