historia-contabilidad

La Contabilidad a través de la historia




¿Sabes cómo y por qué surgió esta disciplina en nuestra sociedad? En el siguiente artículo te lo explicamos.

Para empezar, existen varios conceptos de Contabilidad, todos y cada uno de ellos muy respetados; sin embargo, nos enfocaremos únicamente a 2 definiciones para acotar el marco de referencia.

De acuerdo con el libro “Contabilidad básica y documentos mercantiles” de Daniel Ayaviri García, la Contabilidad es:

La ciencia y/o técnica que enseña a clasificar y registrar todas las transacciones financieras de un negocio o empresa para proporcionar informes que sirven de base para la toma de decisiones sobre la actividad”.

El autor destaca que es una ciencia y rama de las Matemáticas, cuyo objetivo es llevar cuenta y razón del movimiento de las riquezas públicas y privadas con el fin de conocer sus resultados.

La colección “La biblioteca McGraw-Hill de Contabilidad” señala:

La Contabilidad como un sistema de información, cuya finalidad es ofrecer a los interesados información económica sobre una entidad. En el proceso de comunicación participan los que preparan la información y los que la utilizan”.

Conoce los conceptos básicos de Contabildad

Los datos históricos ubican sus inicios en el momento en que el hombre comienza a comerciar con sus semejantes. De acuerdo con diversos autores, las primeras culturas como la mesopotámica, la egipcia, pasando por la antigua Grecia y Roma, dejaron testimonios sobre esta añeja profesión.

En Mesopotamia, el famoso código de Hammurabi, promulgado aproximadamente en el año 1700 a.C., contenía leyes penales, normas civiles y de comercio. Regulaba contratos como los de préstamo, venta, arrendamiento, comisión, depósito y otras figuras propias del derecho civil y mercantil. Entre las disposiciones del código de Hammurabi había algunas directamente relacionadas con la manera en que los comerciantes debían llevar sus registros.

En Grecia, los templos helénicos fueron los primeros lugares en los que resultó preciso desarrollar una técnica contable; cada templo importante poseía su tesoro, alimentado con los óbolos de los fieles o de los estados. Además, los banqueros llevaban 2 clases de libros de Contabilidad: el Diario (efemérides) y el libro de cuentas de clientes, en donde se hacían anotaciones escrupulosas de los bienes o donaciones realizadas por los fieles, los préstamos entre particulares o por parte del estado griego.

En Roma, por su parte, utilizaban el llamado libro de Contabilidad Acepti et expensi, donde se anotaban los gastos de entrada y salida, tal como hoy en día se anotan los balances de gastos y pagos.

¿Conocías estos datos?

Síguenos en Facebook

Mándanos tus comentarios o sugerencias