conciliación_contable_fiscal

La conciliación contable fiscal y el catálogo de cuentas




CPC Javier Martínez.

En México a partir del año 1986, surgió lo que se llamó en su momento la base nueva en el ISR, desde entonces, tenemos un divorcio entre el resultado contable y el resultado fiscal y necesitamos hacer una conciliación para llegar de un resultado a otro.

El resultado contable lo obtenemos de nuestra balanza de comprobación y también de ahí podemos determinar partidas que juegan en la conciliación fiscal cuando tenemos las subcuentas debidamente identificadas de los ingresos y las deducciones contables no fiscales, que varían de una empresa a otra.

Existen muchas partidas de la conciliación fiscal que se deben incluir, ya sea como ingresos o como deducciones fiscales no contables, que requieren que se hagan cédulas de trabajo por separado, lo que implica trabajos adicionales y que sea complicado el cierre fiscal del ejercicio.

La conciliación fiscal parte del resultado contable y es conveniente tenerla a la mano en un formato comparativo, por lo menos con el ejercicio anterior, como en el siguiente cuadro:

tabla_conciliaciones_isr

La información que se requiere difiere de una empresa a otra, pero en todos los casos se tienen partidas que tienen efectos contables diferentes a los fiscales, que nos lleva a tener cédulas de trabajo por cada partida.

Ingresos fiscales no contables

Estos ingresos no aparecen en la contabilidad y se deben incluir, por ejemplo:

  • Ajuste anual por inflación acumulable
  • Anticipos de clientes
  • Utilidad fiscal en venta de activos fijo y acciones

Deducciones contables no fiscales

Estas deducciones sí se encuentran dentro de la contabilidad en el estado de resultados, pero deben excluirse, entre otras:

  • Depreciación y amortización contable
  • Gastos no deducibles y multas
  • Provisiones contables
  • PTU e ISR del ejercicio

Deducciones fiscales no contables

Estas deducciones no se encuentran dentro de la contabilidad por lo que se deben incorporar en la conciliación, entre otras:

  • Deducción de inversiones (depreciación y amortización fiscal)
  • Ajuste anual por inflación deducible
  • Pérdida fiscal en venta de activos y acciones
  • Cuentas incobrables que reúnen requisitos de deducibilidad

Ingresos contables no fiscales

Se refiere a ingresos que se encuentran dentro del estado de resultados que no deben incluirse para efectos fiscales, entre otros:

  • Utilidad contable en venta de activos y acciones
  • Ingresos por actualización de contribuciones a favor
  • Ingresos que se acumularon como anticipos de clientes

El tener las conciliaciones fiscales en un formato comparativo además de conocer las operaciones de la empresa, nos permitirá revisar lo que ocurrió en ejercicios anteriores y reducir el margen de error que nos llevaría a pagar un impuesto diferente al real, lo que en todos los casos cuenta dinero, y a veces mucho.

 

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: