¿Qué es la auditoría operativa?

Por CP y MACG Verónica Evelyn López Gamiño.

Si alguna vez has pensado en implementar una auditoría para tu negocio como opción de control interno o por otras razones, ¿has considerado la ventaja de realizar una auditoría operativa?

La auditoría en su conceptualización universal, se refiere al estudio o al examen crítico y sistemático que realiza una persona o grupo de personas independientes del sistema auditado; con el objetivo de emitir una opinión y coadyuvar al correcto funcionamiento de las organizaciones.

Sin embargo, la auditoría puede ser aplicada de diversas formas de acuerdo con los fines que se busquen, de ahí que ahora nos enfocaremos a detallar lo que es una auditoría operativa.

La auditoría operativa, es aquélla que promueve la eficiencia en la operación y evalúa su calidad. Es de suma importancia porque gracias a ella se pueden detectar o prever los puntos débiles que afectan directamente la meta o el objetivo de la empresa.

También se considera una parte medular porque permite poner en marcha y de forma objetiva los actos o actividades de control interno que dan lugar a la mejora continua de la organización. Al ser una evaluación de la efectividad de los procedimientos y prácticas, implica una revisión o estudio preliminar de los mismos, para conocer cómo funcionan y así tener una idea certera de su efectividad y utilidad.

A partir de dichas revisiones es posible identificar áreas problema o deficiencias que requieren de más estudio, incluso, pueden dar lugar a profundos reajustes institucionales de las actividades, en lo que se refiere a la planificación, la Contabilidad y el control.

¿Cómo funciona? Su aplicación opera de la siguiente forma:

  1. En primer lugar, los auditores deben conocer cuáles son los objetivos de la actividad empresarial, cómo van a lograrse y cómo van a determinar los resultados.
  2. Es indispensable que los auditores examinen a detalle una muestra selecta de transacciones, seleccionada preferiblemente por muestreo estadístico. Para la verificación, los auditores usualmente están interesados en tres temas: calidad, periodo correcto y costo.
  3. Los auditores estarán en condiciones de dar recomendaciones solamente cuando estén totalmente seguros de lo que se requiere; como resultado de su examen.
  4. Por último, es importante informar de los resultados a la dirección.
  5. Es primordial considerar este tipo de auditoría para evaluar la eficiencia y la eficacia de las operaciones de la organización.

Si detectas fallas en la gestión y funcionamiento de tu empresa, antes de realizar cualquier cambio brusco o repentino que se traduzca en pérdida de tiempo y de dinero, empieza por considerar la aplicación de este tipo de auditoría antes de decidirte por otra medida innecesaria o radical.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado:

*********

Los comentarios u opiniones contenidos en los artículos publicados en Soy Conta, son responsabilidad de su autor, pudiendo ser distintos a los criterios dados a conocer por las autoridades fiscales; tampoco representan una asesoría, consejo o prestación de servicios de ninguna índole.