precios-de-transferencia

Información financiera y contable de operaciones con partes relacionadas




Por: C.P.C. Javier Martínez.

La adhesión de México a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en 1995 dio pauta a la firma de tratados internacionales para eliminar la doble imposición fiscal.

A partir de esta fecha, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) comenzó a reforzar en la legislación mexicana los preceptos en materia de Precios de Transferencia, que pretenden que las utilidades de las empresas se graven en el país en que se generan, para evitar su empobrecimiento, y además eliminando el uso de paraísos fiscales, en donde las empresas multinacionales evitan pagar impuestos.

En el ejercicio fiscal de 1997 nace en México la obligación para las personas físicas y morales de contar con la documentación comprobatoria que demuestre que en sus transacciones efectuadas con empresas relacionadas residentes en territorio nacional y en el extranjero, se cumple el principio de precios de mercado o “Arm’s Length Principle”; es decir, ventas y compras a valores de mercado, y que pacta operaciones con partes relacionadas utilizando los precios que utilizaría con empresas independientes (artículo 86 fracción XII de la Ley del ISR 2008).

Los elementos para cumplir con el principio de “Arm’s Length” se encuentran plasmados en los artículos 215 y 216 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta vigente al 31 de diciembre de 2013, y en los artículos y 179 y 180 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que tenemos a partir de 2014, estos artículos son la base fiscal para la elaboración de los Estudios de Precios de Transferencia, así como para el ejercicio de facultades de comprobación por parte de la Administración Central de Auditoría Fiscal Internacional del SAT.

Por otro lado, en el año 2000, surge la obligación de cumplir con una declaración informativa de operaciones realizadas con partes relacionadas en el extranjero. Dicha declaración es el documento final donde se expresan los resultados que arroja un estudio de Precios de Transferencia.

Para cumplir con la obligación fiscal es importante conservar la documentación que demuestre que en las operaciones que se celebraron entre partes relacionadas se determinaron sus ingresos acumulables y deducciones autorizadas, considerando para esas operaciones los montos y precios de contraprestaciones que se hubieran utilizado con o entre partes independientes. En operaciones comparables se requiere un Estudio de Precios de Transferencia, así como elaborar e implementar políticas y procedimientos de índole institucional sobre la materia.

En caso de no contar con la documentación o el estudio que demuestre que las operaciones se realizaron a precios de mercado, se presume que se están manipulando los precios para que las utilidades no se graven en la empresa o en el país en que se generan, y por tanto se consideran no deducibles.

 Síguenos en Facebook