incentivos_fiscales_para_pymes

Incentivos fiscales para Pymes




Mtro. Alejandro Alvarez Carmona

Las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) tienen el apoyo del Estado Mexicano en temas relacionados a la innovación y nuevas tecnologías en áreas estratégicas para el fortalecimiento económico del país, bajo la modalidad de incentivos fiscales, pero al ser escasos, los empresarios deben encontrar otras fuentes de apoyo que les permita el desarrollo.

Por incentivo fiscal podemos entender que es un beneficio económico concedido por las leyes fiscales al sujeto pasivo del impuesto con el fin de obtener de él ciertos fines de carácter parafiscal.

Se buscan fines exclusivamente extra-fiscales, como lo es el desarrollo de determinada actividad, estimulando a los contribuyentes con ciertas reducciones en la carga tributaria teniendo como resultado el fortalecimiento empresarial y el dinamismo comercial con el objeto de obtener ciertos fines de interés social. Los estímulos son creados para promover e incentivar cierta actividad económica y su objetivo deberá estar perfectamente determinado en tiempos y costos.

Las nuevas economías globales introducen el concepto de innovación en las actividades empresariales y por ello, “los gobiernos establecen políticas orientadas al apoyo y desarrollo de nuevas tecnologías o su aplicación” buscando fortalecer los mecanismos para fomentar la ciencia, tecnología e innovación para industrializar al sector empresarial, y una de estas políticas de apoyo son los incentivos fiscales.

La Secretaría de Economía por medio de la Subsecretaria de Competitividad y Normatividad, implementa políticas con el propósito de fortalecer la competitividad del país y junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público generan una regulación y una estructura de normas simplificadas que reducen los costos en su cumplimiento y puedan implementar estímulos fiscales que representen lo siguiente:

  • Un gasto, si se aportan o invierten recursos a una actividad.
  • Una baja en sus ingresos, cuando se trate de un modo desgravatorio que disminuya sus ingresos y se otorgue mediante exenciones, acreditamiento o disminución de la base gravable de los impuestos, para disminuir la carga fiscal de los contribuyentes

Lo cierto es que los apoyos por incentivos fiscales a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) son escasos y si sumamos las declaraciones de la Lic. Rocío Ruíz, subsecretaría de Competitividad y Normatividad de la Secretaría de Economía del 20 de Mayo del 2015 de que no habrá incentivos fiscales para los ocho sectores elegidos como estratégicos (comercio al menudeo, turismo, gastronómico, autopartes, agroindustrial, proveeduría, aeroespacial, eléctrico-electrónico y energético) entonces como consecuencia de lo anterior las PyMES tienen que buscar otros instrumentos de financiamiento, uno de estos instrumentos puede ser el Instituto Nacional del Emprendedor que tiene como objetivo apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas a elevar sus capacidades empresariales a través de proyectos integrales de capacitación y consultoría para aumentar su productividad, competitividad e integrar su oferta de productos y/o servicios en consorcios de exportación o algún otro modelo de asociación empresarial, asimismo, apoya a las PyMES a desarrollar productos o servicios, para iniciar, consolidar o diversificar su presencia en los mercados internacionales.

Es por esto que se debe fortalecer la competitividad económica nacional y desarrollar las acciones necesarias para apoyar a las PyMES como un detonante al consumo interno.

Podemos concluir que los estímulos fiscales y subsidios que son otorgados por el Estado mexicano para fomentar el crecimiento económico y subsistencia de ciertas actividades consideradas como prioritarias y estratégicas, son importantes para las PyMES pero no son los únicos instrumentos de financiamiento por lo que deben buscar otras fuentes de apoyo y no limitarse sólo a los incentivos fiscales.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: