visitas-domiciliarias

Fundamentos legales y fiscales de las visitas domiciliarias




Te decimos bajo qué circunstancias la autoridad puede llevar a cabo las visitas domiciliarias, así como qué tiene permitido y qué no.

Dentro de las facultades de comprobación de la autoridad fiscal, está la de realizar visitas domiciliarias a los contribuyentes; sin embargo, éstas no se pueden llevar a cabo si no cumplen ciertos lineamientos legales, los cuales te compartimos a continuación.

Artículo 16 constitucional: Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino es en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”.

El artículo anterior es la máxima protección de los mexicanos, ya que como lo menciona,  ninguna autoridad, bajo ninguna circunstancia, puede molestar a las personas (físicas o morales), salvo que se haga mediante un escrito, en el cual se funde y motive la realización del acto de molestia, es decir, debe existir una orden previa en la que se faculte a la autoridad para que se dirija a las personas. La orden debe decir claramente el motivo y el fundamento legal que ampara el acto.

En materia fiscal, la Ley de Protección a los Derechos del Contribuyente, artículo 2, establece lo siguiente:

Son derechos generales de los contribuyentes los siguientes:

XII.- Derecho a ser informado, al inicio de las facultades de comprobación de las autoridades fiscales, sobre sus derechos y obligaciones en el curso de tales actuaciones y a que éstas se desarrollen en los plazos previstos en las leyes fiscales”.

En el mismo sentido, el artículo 12 de la misma Ley establece:

Los contribuyentes tendrán derecho a ser informados al inicio de cualquier actuación de la autoridad fiscal, para comprobar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, de sus derechos y obligaciones en el curso de tales actuaciones”.

El Código Fiscal de la Federación (CFF) establece en su artículo 46 los lineamientos bajo los cuales se deberán llevar a cabo las visitas domiciliarias, así como también menciona que por cada una de las visitas se deberá levantar un acta en la que se harán constar, en forma circunstanciada, los hechos u omisiones que se hubieren conocido por los visitadores.

Conclusiones

De lo anterior podemos analizar que las  facultades de las autoridades fiscales están debidamente reguladas y delimitadas a un acto de mandato debidamente fundamentado y delimitado, ya que en una visita domiciliaria sólo podrán revisar la información respecto a lo que marque la orden y no allegarse de elementos o solicitar información extra o que rebase los alcances del ordenamiento.

En caso que la autoridad no cumpla con lo anterior, existe la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente, cuyo objetivo radica en defender al contribuyente en los casos en que la autoridad viole esos lineamientos.

¿Qué opinas de las visitas domiciliarias?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: