Fraudes en Contabilidad

Por MBA y C.P. Aarón Bernardo Salmerón Jiménez

Si hablamos de profesionalismo en contabilidad ¿a qué nos referimos con “malas prácticas? ¿Ética? ¿Buenas prácticas? ¿Qué ilícitos existen en términos contables?

Sin duda, estas cuestiones nos hacen recordar los casos de “malas prácticasmás difundidos que han ocurrido a lo largo de la historia. Algunos de los últimos muy conocidos por su nivel de fraude y difusión como son los casos: Enron, Xerox, Tyco, y muchos otros.

Entre ellos, el que le dio la vuelta al mundo, “Enron”, ayudó socialmente a “abrir los ojos” con respecto de las malas prácticas contables, no sólo realizadas por los propietarios de una empresa sino avaladas por un tercero independiente, en este caso Arthur Andersen. En resumidas cuentas, la empresa mintió a sus inversionistas y la mentira fue avalada por sus auditores.

Si bien es cierto, que fue un caso de dominio público en el mundo, cuando no se tiene una educación económica-administrativa, es difícil entender casos como este.

No obstante, podemos afirmar que son las “las malas prácticas contables” las que han provocado que aparezcan legislaciones o normativas que tratan de solventar y evitar acciones fraudulentas, toda vez que con la información financiera se toman muchas decisiones. Algunas de estas normas, por mencionar algunas, son las SOX, el COSO, entre otras.

Si bien no podemos negar que el desprestigio marcó a nuestra profesión con esos grandes fraudes, debemos realizar nuestras actividades profesionales con cuidado de ser éticos en todo momento, esto es, cumpliendo con el código de ética que rige nuestra profesión, además de dar un cabal cumplimiento a toda normativa política y legislativa vigente que nos invite a garantizar nuestras “buenas prácticas”.

Finalmente, es más común ver en nuestra práctica profesional que todo se realiza apegado a las normativas vigentes, lo cual nos lleva a generar buenas acciones y a estar siempre del lado del profesionalismo con ética y responsabilidad.

Así que, aunque existen ejemplos de escandalosos fraudes, son más los casos de éxito positivos que un contador puede realizar y así motivar a otros colegas para que también realicen sus actividades con ética y un profesionalismo a prueba de corrupción.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: