Ética del contador independiente

Por C.P. Lourdes Pastor Farill.

Mucho se ha dicho acerca de la ética en las profesiones, pero la ética debe de ser parte de nuestro habitual comportamiento, no solamente de nuestro ejercicio profesional, sino de nuestra forma ser y hacer.

A continuación mencionaremos algunas faltas de atención o acciones en las que podemos incurrir profesionalmente, pero que pueden traer un perjuicio a nuestros clientes, aunque aparentemente representen un beneficio para nosotros.

  • La más simple es que se nos encargue algún trámite ante el SATque no lo llevemos a cabo. Será un problema cuando el cliente no se entere o no le avisemos.
  • Podemos no estar capacitados para realizar algún trabajo, estudio, o trámite, y el no reconocerlo repercute en un perjuicio al cliente que va desde retrasos hasta multas.
  • Todos cometemos errores, pero no todos tenemos la capacidad de reconocerlos, y tampoco de corregirlos; esto igual perjudica a nuestros clientes.
  • No entregar el trabajo a tiempo, y causar a nuestros clientes recargos, multas, etc., desprestigia nuestro trabajo.
  • También se puede incurrir en robo cuando el cliente nos entregue dinero para el pago de sus contribuciones y no se realicen.
  • Como profesionales debemos capacitar al cliente, es decir, enseñarle qué debe saber y qué es lo que se le tiene que entregar, si no lo hacemos, el cliente puede saber si estamos o no, haciendo nuestro trabajo
  • La falta de capacitación y de actualizaciones demerita nuestro trabajo profesional y puede provocar errores en perjuicio de nuestros clientes.
  • Hablar mal de los colegas es también desprestigiar el ejercicio de nuestra profesión.
  • Quedarse con la información del cliente tampoco es lo conveniente porque favorece la desorganización de nuestro trabajo.

Estos son sólo algunos casos que regularmente se presentan en el ejercicio diario de nuestra actividad profesional, cuando se deja de lado al cliente, a las personas que nos rodean y a las autoridades, acciones erráticas con las que cometemos faltas hacia ellos y hacia nosotros y que debemos evitar para que nuestro trabajo hable del profesionalismo y eficacia con que favorecemos a nuestros clientes.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: