El inventario de empresas de servicio, ¿en qué código del anexo 24 debe agruparse?

Por Alberto Copado

El dilema en las empresas de servicio es la escasa información para la determinación de sus costos ya que este tema está estrechamente ligado al sector industrial.

Una empresa de servicio es aquella persona moral o física que realiza actividades identificables e intangibles para brindar satisfacción a sus clientes, ofreciendo actividades en renta o venta y que son esencialmente imperceptibles a primera vista, y en consecuencia,  no dan como resultado la propiedad de algo.

El anexo 24 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) nos da los códigos agrupadores de cuentas que debemos utilizar para la generación de las balanzas de comprobación a enviar al SAT y que formaran parte de nuestra Contabilidad Electrónica, para los inventarios, el anexo considera el código agrupador 115 como primer nivel y los siguientes códigos para el segundo nivel:

115.01 Inventario

115.02 Materia prima y materiales

115.03 Producción en proceso

115.04 Productos terminados

115.05 Mercancías en transito

115.06 Mercancías en poder de terceros

115.07 Otros

Como era de esperarse, el código agrupador que nos proporciona el SAT está relacionado con empresas industriales, transformadoras o vendedoras de bienes, esta clasificación nos es proporcionada por la NIF C-4 Inventarios, en la cual están considerados como rubros de inventarios, a excepción del código agrupador 115.07 que la NIF menciona, como Refacciones, suministros y herramentales.

Las empresas de servicio poseen ciertas particularidades que dificultan su análisis, su recurso principal es el humano cuando lo que ofrecen es la venta de información o alguna actividad física o administrativa; pero también hay empresas de servicio que otorgan servicios complementarios, como hospitales o empresas de transporte que indudablemente adquieren y utilizan bienes para realizar sus actividades, estos bienes pueden ser de una cuantía importante y necesariamente deben ser contralados e inventariados.

La NIF C-4 define los inventarios como: activos no monetarios sobre los cuales la entidad ya tiene los riesgos y beneficios, los cuales son adquiridos y mantenidos para su venta en el curso normal de la entidad, en proceso de producción o fabricación para su venta como productos terminados y en forma de materiales a ser consumidos en el proceso productivo o en la prestación de los servicios.

Utilicemos como ejemplo el inventario de refacciones de una empresa de transportación aérea que cuente con su propio taller para dar mantenimiento a las aeronaves para asignarle el Código Agrupador de Cuenta del SAT publicado en el anexo 24 de la RMF.

Para determinar si le debemos asignar el código agrupador de inventarios 115 tenemos que averiguar si cumple con la definición de inventarios de la NIF C-4, y diremos que las refacciones que adquiere una línea aérea son útiles para darle mantenimiento a las aeronaves, por tanto no son bienes que se adquieren para su venta, ni para ser utilizados en el proceso de producción o fabricación, ni tampoco son materiales consumidos en el proceso productivo o en la prestación de los servicios, al no cumplir con la definición de inventarios de la NIF C-4 por lo que no podemos asignarle el código agrupador 115.

¿Entonces qué código agrupador debemos utilizar?

Revisemos el párrafo 44.7.7.1 de la NIF C-4 que dice: “solo las existencias de refacciones, suministros y herramentales que cumplan con la definición de inventarios deben incluirse en el rubro de Inventarios. Aquellos que no cumplen con la definición de inventarios deben tratarse conforme a la NIF C-6: propiedades, planta y equipo; según proceda, se incorporarán al costo de producción a través de depreciación o amortización”.

La NIF C-6 en el párrafo 44.3.2.1 nos dice que las reparaciones y el mantenimiento periódico no deben capitalizarse, ya que su efecto es el de conservar un componente en condiciones normales de servicio o uso, tales costos deben reconocerse en resultados como se devenguen, los costos de mantenimiento periódico son principalmente los costos de mano de obra y los consumibles, que pueden incluir el costo de partes pequeñas.

La NIF nos da como ejemplo el mantenimiento mayor de una aeronave y nos dice que se debe reconocer en el costo de adquisición del activo como un componente reemplazado, sólo si satisface la norma de reconocimiento del párrafo 42.1.; la NIF nos define además que un componente es una porción representativa de una partida de propiedad planta y equipo que usualmente tiene una vida útil claramente distinta al resto de dicha partida y nos da como ejemplo la estructura y los motores de un avión.

Sin embargo, la misma NIF en su párrafo 42.2 indica que no establece en qué consiste una porción representativa de una partida de propiedad, planta y equipo. Para ello se requiere que la Administración de la entidad ejerza el juicio para aplicar los criterios de reconocimiento a las circunstancias específicas de la entidad

Por consiguiente, al inventario de refacciones de nuestro ejemplo tampoco podemos asignarle un código agrupador de activo fijo.

Es importante que analicemos bien qué es lo que estamos registrando en cada una de las cuentas contables ya que de ello depende que asignemos correctamente el código agrupador de cuentas del SAT.

En nuestro ejemplo, si asignáramos al inventario de refacciones el código agrupador de inventarios (115) al enviar nuestra balanza de comprobación al SAT, le estaríamos diciendo muy probablemente que comercializamos esos bienes, por consiguiente, si le asignamos un código agrupador de activo fijo le estaríamos informando que la recuperación la haremos por medio de depreciaciones.

¿Entonces qué código agrupador crees que deberíamos asígnale a nuestro ejemplo?

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: