ISR

El impacto del ISR sobre la nómina y su repercusión en el ingreso

¿Por qué pagar una renta por nuestro trabajo? ¿Qué empleado no ve mermado su ingreso por los impuestos?

Por: Jorge Alberto Reyes Caballero, M. en C. Económicas y académico de la Escuela Bancaria y Comercial.

Desde su conformación, toda sociedad se ha visto obligada al pago de impuestos o tributos, los cuales son necesarios para cubrir los gastos e inversiones del Estado. Los impuestos van desde los gravámenes por la adquisición o venta de un bien hasta las tasas por el trabajo generador de un ingreso. Sin embargo, cada uno de estos impuestos tiene un resultado distinto para los 2 grandes agentes económicos: la empresa y el empleado. ¿A cuál perteneces tú?

Uno de los impuestos con mayor repercusión para las empresas y los empleados es el Impuesto Sobre la Renta, comúnmente nombrado ISR. El impuesto obtiene este nombre porque grava la utilidad o ganancia obtenida por la realización de una actividad. Es decir, en un sentido muy amplio se le llama renta al ingreso que recibe un empleado (persona física) y a la diferencia de ingresos y deducciones autorizadas para una empresa (personal moral).

Para comprender mejor este tipo de tasa, la legislación mexicana y, en particular, la Ley del Impuesto sobre la Renta menciona diferentes tipos de ingresos que grava el ISR. Entre ellos se encuentran:

  • Ingresos por prestación de servicios personales subordinados, conocidos como sueldos y salarios
  • Ingresos por actividades profesionales, conocidos como honorarios
  • Ingresos por actividades empresariales
  • Ingresos por arrendamiento de bienes inmuebles
  • Ingresos por la enajenación de bienes
  • Ingresos por adquisición de bienes
  • Ingresos por intereses
  • Ingresos por la obtención de premios
  • Ingresos por dividendos
  • Otros ingresos

Asimismo, para cada tipo de ingreso que obtengan tanto las personas físicas como las personas morales  existen normas muy específicas establecidas en la Ley que definen los siguientes aspectos:

  • Cuándo se considera obtenido un ingreso
  • Qué tipos de ingresos se consideran para este impuesto
  • Montos o límites de los ingresos por los cuales pagaríamos este impuesto
  • Gastos e inversiones que podemos restar de los ingresos obtenidos, es decir, los gastos que podemos deducir
  • Fechas de pago de este impuesto
  • Obligaciones adquiridas de acuerdo con esta Ley por la obtención de los ingresos

Tal como hemos visto, el ISR es un impuesto que se aplica directamente al ingreso que generamos. En otras palabras, todo ingreso ganado genera una renta, la cual afecta directamente el bolsillo del trabajador y las ganancias de una institución. En el caso del primero, el trabajador tiene 2 opciones para declararlo: informar directamente al gobierno federal o ceder esta función al patrón (empresa donde labora). En el caso del patrón, si los empleados le concedieron la atribución de hacer sus declaraciones, éste tiene la obligación de recolectar el impuesto de los trabajadores y enviarlo a las instituciones federales, y al ser una persona moral, también debe declarar su propio ISR y enviarlo al gobierno al cierre del ejercicio fiscal, sea mensual, semestral o anual

El impacto económico por el cumplimiento de dicha obligación se refleja en los bienes y servicios que ofrece el gobierno federal, en las inversiones en los sectores estratégicos y en el desarrollo de nuevas fuentes de empleo que fomentan el crecimiento y desarrollo económico del país, pero, sobre todo, en el bienestar de la sociedad. Entonces, ¿es bueno un impuesto como éste?

La óptica cambia cuando se ve del lado del trabajador. Entre las repercusiones que tiene el ISR sobre el ingreso de los trabajadores, mencionamos las de mayor impacto:

  • Existe una relación inversamente proporcional entre el crecimiento progresivo del sistema tributario y el incentivo de realizar un trabajo. Es decir, mientras mayores sean los impuestos y las tasas impositivas, menores son las pretensiones de un trabajador para obtener un mayor ingreso.
  • El trabajador se desanima si no tiene suficientes deducciones para disminuir su tasa impositiva. Es decir, si no obtiene conceptos para deducir impuestos, disminuye su incentivo para trabajar.

Ya que conoces el Impuesto sobre la Renta, ¿qué piensas al respecto?

Fuentes: http://www.diputados.gob.mx; LEY DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA, Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1 de enero de 2002, última reforma publicada DOF 25-05-2012.