costeo estándar

El costeo estándar como herramienta de control financiero




Por M.A. y C.P.C. Herminia Güitrón del Río

Con el objetivo de valorar la importancia del costeo estándar en el control financiero de las empresas, a continuación identificaremos las herramientas que éste ofrece y los beneficios que representa.

Generalmente, los recursos financieros en las empresas representan uno de sus activos más importantes, ya que a través de ellos es posible obtener bienes y servicios, realizar sus operaciones, generar ingresos y obtener utilidades.

A través de la administración financiera en las organizaciones, se obtienen los recursos y se define cómo se utilizarán.

Es durante este proceso de administración financiera, cuando es indispensable realizar actividades de planeación para identificar en un periodo, cuáles serán las fuentes de los recursos financieros y el destino que se dará a esos recursos, asimismo, se definen actividades de control financiero para verificar si los planes se cumplen, comparándolos con lo que realmente sucede en un periodo determinado.

Una herramienta muy eficaz para cumplir con el proceso de administración financiera, es el costeo estándar, su característica principal es ser predeterminado, es decir, que se calcula antes de elaborar el producto y se basa en el análisis técnico de los elementos que integran dicho producto, determinando lo que debe costar.

Los costos estándar establecen parámetros de eficiencia, de tal forma que al compararlos contra los costos históricos ofrecen al administrador de los procesos productivos, elementos precisos para identificar cualquier desviación y alinearlos a los costos adecuados, esto es útil tanto para las actividades de planeación financiera como las de control financiero.

Para obtener el costeo estándar, el costo de los insumos que integran el producto, es decir: la materia prima, la mano de obra y los gastos indirectos, se calculan en condiciones de eficiencia, sin desperdicios, sin tiempo ocioso y sin fallas en los procesos productivos, esto es de suma importancia, ya que las empresas, durante sus procesos de planeación requieren identificar el costo de sus productos para hacer sus presupuestos y controlarlos.

Un costeo estándar implica calcular los costos unitarios de cada elemento involucrado en el costo del producto, identificando cantidad, precio y volumen, de tal forma que para cada elemento tenemos los siguientes datos estándar:

Materia prima:

Cantidad a utilizar.- Kilos, metros, toneladas… o la unidad de medida que se requiera.

Precio de la materia prima.- vigente durante un periodo determinado, considerando el ambiente económico, en su caso, el tipo de cambio o las materias primas sustitutas.

Mano de obra:

Horas a utilizar.- Tiempo que se requiere para elaborar un producto.

Precio por hora de mano de obra.- vigente durante un periodo determinado, considerando el ambiente económico y ajustes al salario.

Gastos indirectos:

Presupuesto de gastos indirectos por concepto (materia prima indirecta, sueldo de supervisores, energía eléctrica, etcétera).

Capacidad a utilizar.- volumen.

Factor de aplicación.- ya sea por hora-máquina, hora-hombre, o unidad productiva.

Al conocer por anticipado los costos de producción que se asumirán, el administrador financiero tiene la posibilidad de determinar cuánto dinero será necesario para financiar el proceso productivo de la empresa, y puede planear montos y fuentes de financiamiento, con la posibilidad de negociar plazos y términos para obtenerlos.

Adicionalmente, con la información anticipada para un periodo, será posible establecer controles para el uso del efectivo relacionado con el proceso de producción, además de definir fechas específicas para pagos a proveedores o por concepto de mano de obra o gastos indirectos por los montos presupuestados que están en relación con el volumen de producción; de esta manera, con el registro y seguimiento a estos procesos, será posible revisar de forma periódica si los planes financieros se han cumplido.

En conclusión, podemos decir que, a través del costeo estándar se determina el costo de los productos con bases técnicas antes de realizar el proceso de producción, lo que permite a los administradores planear cual será el comportamiento de sus resultados, permitiendo identificar cualquier desviación en el costo, ya sea por cantidad, precio o volumen.

Conocer con anticipación los recursos financieros que se utilizarán en el proceso de producción, permite al administrador de la empresa, planear sus flujos de efectivo y controlarlos de forma eficiente.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: