contador retos laboral

El Contador y su entorno laboral: retos contemporáneos




Por C.P.C. y Mtro. Roberto Colín.

Con el objetivo de analizar la función contable en la actualidad, comentaremos a qué retos se enfrenta un Contador en la dinámica actual.

Hace algunos años, se percibía al Contador Público como el profesionista a cargo de la Contabilidad, que se encargaba de registrar las transacciones de una persona u organización para generar sus estados financieros.

A lo largo de los años, la función contable y el papel del Contador Público en la organización ha evolucionado en la misma línea que el desarrollo global de las economías y el desarrollo tecnológico, por lo que ahora es necesario que se especialice por áreas y adquiera los nuevos conocimientos que el mundo actual de los negocios le exige dominar.

Para ponderar la trascendencia de estas transformaciones que han resultado ser significativas en la profesión, es importante señalar que surgieron a partir de grandes fraudes financieros, como el caso de los Panamá Papers; en el que millones de documentos llegaron a manos del periódico alemán Sueddeutsche Zeitung, y revelaron operaciones financieras en el extranjero, de empresas o personas, en una modalidad que se emplea típicamente para la evasión fiscal; situaciones como éstas que fueron resultado de las fallas en el control interno de grandes organizaciones.

En consecuencia, se generó una revolución en la práctica contable, y se emitieron modelos de control interno más rígidos, como es el Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission (COSO), además de la creación y actualización de normas que hoy permiten asegurar la transparencia en la operación contable y la independencia del auditor.

En México, las Normas de Información Financiera (NIF), sustituyeron a los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados; las Normas Internacionales de Auditoría (NIA), abrogaron las normas de auditoría generalmente aceptadas y las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS por sus siglas en inglés) que son un conjunto de estándares internacionales de contabilidad promulgadas por el International Accounting Standars Board (IASB), establecieron los requisitos de reconocimiento, medición, presentación e información a revelar, sobre las transacciones y hechos económicos que afectan a una empresa y que se reflejan en los estados financieros.

Dichos cambios y transformaciones de manera conjunta, han revolucionado la manera de ejercer la profesión buscando un punto en común, una homologación y consistencia con el mundo global de los negocios.

De manera similar, la evolución de las Tecnologías de la Información (TIC), el comercio electrónico y el internet, han tenido un impacto determinante en la profesión, pues los sistemas contables son cada vez más robustos y sofisticados.

La era digital que vive nuestro sistema tributario no se queda atrás, el SAT ha establecido controles electrónicos más precisos, por lo que el Contador Público está obligado a transformarse y a adquirir entrenamiento técnico para así tener la capacidad profesional de generar información financiera confiable, veraz y oportuna además de poder realizar auditorías planeadas y desarrolladas con altos estándares de calidad.

No obstante, el reto más importante que enfrenta la profesión en la actualidad es el ejercicio con transparencia y sin hábitos de corrupción; de ahí que en 2012, el Código de Ética Profesional que rige la profesión en México fue revisado para alinearlo al Código de Ética Internacional emitido por la Federación Internacional de Contadores (IFAC).

En términos generales, se ha  puesto énfasis en la aceptación de la responsabilidad de servir al interés público y el compromiso de cumplir con los principios fundamentales de integridad, objetividad, diligencia y competencia profesional, confidencialidad y comportamiento profesional.

De esta forma el contador debe cumplir con los principios éticos que norman su ejercicio como son: integridad, objetividad, independencia, responsabilidad, confidencialidad, observancia, competencia, difusión, respeto y buena conducta.

Finalmente, los retos del Contador Público son muchos y muy demandantes pero todos buscan mejorar el ejercicio de la profesión de forma ética y confiable, exigiéndole entrenamiento y actualización constante.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: