Crecimiento económico de China

El caso del crecimiento económico de China




Un análisis del por qué el gigante asiático ha logrado ubicarse como la segunda potencia mundial en generación de riqueza, sólo por debajo de Estados Unidos.

Por: Jose Manuel Garcia, Economista egresado de la UNAM. Coordinador de Información de El Semanario.

China juega un papel fundamental y determinante en Asia. Los diferentes y sensibles ambientes político-sociales que conviven simultáneamente en esta área, como el Tíbet, Taiwán y Hong Kong, no le han impedido estremecer al mundo con su surgimiento económico.

No sólo tiene la capacidad de actuar en su zona próxima de influencia, sino también emprender ‘cruzadas económicas’ incursionando en territorios y regiones mundiales como África y la propia América Latina, entre ellas Venezuela, en donde ha crecido inmensamente.

China sabe dinamizar perfectamente su mercado interno, parte fundamental de los planes quinquenales, con una planificación de la economía con visión de conjunto para desarrollar zonas urbanas y rurales y para expandir su crecimiento, permitiéndole generar condiciones adecuadas para su siguiente despegue en la búsqueda de nuevos mercados para conquistar o financiar.

Los chinos si algo saben es hacer negocios y la barrera cultural o idiomática del resto de los países del mundo no les han impedido salir globalmente.

Por otro lado, la reciente visita oficial del mandatario mexicano Enrique Peña Nieto a China ya marca tendencia. Por ser el primer encuentro con el recién nombrado mandatario de la República Popular de China, Xi Jinping, debemos poner atención especial en los acuerdos e inversiones estratégicas que se generen, las cuales serán bienvenidas para la economía como conjunto bajo la mirada expectante de grupos industriales y de partidos políticos en México.

En estos momentos existe una situación político-militar que seguramente impactará a China: las 2 Coreas divididas por un abismo muy grande de tecnología, relaciones y poderío económico. Corea del Norte, que retorna con un discurso gastado pero efectivo para lograr presencia y llamar la atención hacia una radical posición de poder bélico de armas nucleares, denota una alianza con China; su contraparte, Corea del Sur, cuenta con poderosos aliados como Estados Unidos.

China ha adoptado y aplicado por más de 30 años el modelo económico de Economía socialista de mercado, donde la principal característica es tener industrias y sectores como las telecomunicaciones y el sector bancario, todos regulados y mayoritariamente pertenecientes  al Estado, compitiendo entre ellos bajo un sistema de precios establecidos por el mercado. Técnicamente, el Estado Central no interviene a fin de establecer precios ni favorece a empresas estatales por sobre las privadas, aunque rutinariamente es capaz de injerir e incidir en ciertos factores como los inflacionarios.

China recibe más del 10% de toda la inversión directa extranjera en el mundo y supone un mercado potencial de 1.300 millones de consumidores. Por ello, es recomendable considerar algunos pasos a tomar en cuenta si estamos por definir un plan de negocios con empresarios chinos:

  • Buscar nichos en este país donde todavía se “necesite” aportar algo diferente.
  • Tener clara y definida una estrategia adecuada. Actualmente hay muchas empresas en México que te ayudarán a encaminar tu plan de negocios, con ello lograrás disminuir tiempo en tu curva de aprendizaje.
  • Por las características y regulaciones del mercado, los sectores de servicios financieros, de energía, las telecomunicaciones e industrias como la química o la producción de acero y metales están fuertemente custodiadas y controladas por el gobierno, por ello la participación de capital extranjero es mínima.
  • Estudiar el sistema legal y conocer qué sectores tienen incentivos fiscales (muchos de ellos están asociados a Investigación y Desarrollo) y cuáles no.
  • Muchos negocios pueden llegar a ser exitosos creando “lazos de amistad” con clientes potenciales, siendo esto  un requisito.
  • Aprender algunas palabras básicas y esenciales en Mandarín. Los chinos valoran y estiman cuando su contraparte se esfuerza por comunicarse y entenderse en su propio idioma.
  • Confiar y permitir que los trabajadores chinos lleven el día a día de tu empresa, esto favorece el talento local y les permite involucrarse, lo que significa permanencia.
  • Aprender a lidiar con la burocracia y la administración para poder combatir el fenómeno de la copia de productos y por supuesto la corrupción.
  • Principio de reciprocidad muy arraigado en la cultura: “si tú me ayudas, yo te ayudo”.
  • Darle seguimiento al gigante asiático día a día.

Lo que podemos esperar económicamente de China en los próximos años bajo el nuevo liderazgo de Xi Jinping será su ascenso a primera potencia económica mundial con tasas de crecimiento superiores al 10%, conservar su liderazgo como el mayor exportador del mundo, beneficiar con un incremento de los ingresos disponibles per cápita a su población y contabilizar la disminución de pobres en millones.

En un plazo de mayor tiempo, las inversiones hacia China y en ella darán un paso en torno a una economía dominada por la innovación tecnológica, de tal forma que a China le permita diversificar su industria manufacturera.

Finalmente, las inversiones que están llegando y que llegarán a China, tendrán como objetivo primordial generar riqueza en el mercado más grande del mundo, medido por la cantidad de población, más de mil millones de potenciales clientes demandando bienes y servicios sin importar el origen del capital.

¿Te interesa hacer negocios con China?