balance-general

El balance en la Contabilidad




Una de las herramientas imprescindibles en el ámbito contable es el balance. Por ello, ofrecemos a continuación un breve resumen de su importancia, así como de sus clasificaciones.

Al hablar de un balance en Contabilidad nos referimos en primera instancia al documento que presenta una situación financiera de un negocio en una fecha determinada. Comprende el análisis de las propiedades de una empresa y la proporción en que intervienen los acreedores y los accionistas o dueños de tal propiedad, expresados en términos monetarios.

La Norma de Información Financiera A-3 (NIF A-3), que tiene como finalidad identificar las necesidades de los usuarios y establecer los objetivos de los estados financieros, define el balance general en los siguientes términos:

Balance general, estado de situación financiera o estado de posición financiera. Muestra información relativa a una fecha determinada sobre los recursos financieros de la entidad; por consiguiente, los activos en orden de su disponibilidad, revelando sus restricciones; los pasivos atendiendo a su exigibilidad, revelando sus riesgos financieros; así como el capital o patrimonio contable a dicha fecha.

Existen básicamente 3 tipos de balances, en función de la información que aportan sobre la entidad de la que se hable:

  1. Balance de situación: Información económica estática de la entidad en donde aparecen los bienes, los derechos y las obligaciones y, por consiguiente, el valor del patrimonio; es decir, la información fundamental que nos aporta es el del valor de la entidad y cómo está distribuido éste.
  2. Balance de pérdidas y ganancias: Información económica dinámica de la entidad donde aparecen los gastos e ingresos realizados en un período de tiempo concreto y, por tanto, el beneficio o las pérdidas en ese período.
  3. Balance presupuestario: Nos informa del grado de cumplimiento de nuestros objetivos económicos. Este es el balance más importante para una entidad sin ánimo de lucro. A su vez este balance puede ser de 3 tipos: balance de inversiones, balance de gastos e ingresos y balance de tesorería.

Tenemos está el balance general presupuestado, que nos indica cuál será la situación financiera de la empresa al terminar el periodo presupuestal. Sabemos que el estado que muestra la situación financiera de la empresa a una cierta fecha es el balance general, por lo que el balance general presupuestado nos permite conocer cuáles serán los activos, pasivos y capital, al final del periodo que se está presupuestando. Para preparar un presupuesto financiero debes preparar previamente:

  • Un presupuesto de efectivo
  • Un presupuesto de inversiones

Más adelante ofreceremos otras vistas sobre el balance.

Síguenos en Facebook 

Mándanos tus comentarios o dudas