analisis-finanzas

El análisis financiero para la detección de riesgos




Por: C.P.C. y M.A. José de la Fuente Molina.

Los riesgos son las probabilidades de que algo suceda mal y no se tenga un control que detecte o prevenga la debilidad.

Por ejemplo, el riesgo de una empresa que se dedica a vender productos perecederos sería que no contara con suficientes refrigeradores o no no tuviera un efectivo sistema de distribución, lo que provocaría que los productos se mermen por tenerlos en condiciones no adecuadas, o porque tarde demasiado en salir del almacén; estos riesgos son medidos por la administración de la empresa.

Basados en el giro de la empresa, la administración diseñará el sistema de control interno mediante el establecimiento de políticas y procedimientos, que ayudarán a que razonablemente se alcancen los objetivos.

Así como hay objetivos operacionales, también los hay cuantitativos que se miden en días, número de veces, valores.

La mejor herramienta con la que cuentan las empresas es el análisis mediante el uso de razones financieras, que proporcionan indicadores de gestión fáciles de medir por los empresarios y administradores, con ello se tienen elementos cuantificables y medibles de la eficiencia del negocio.

Por ello, existe una gran responsabilidad en la interpretación de la razón financiera, pues una acción tomada por una persona sin experiencia podría perjudicar de forma monetaria a la empresa.

La encargada de realizar el estudio de análisis financiero para la detección de riesgos es la administración de la empresa, mediante los departamentos de monitoreo que pueden ser auditoría interna o contraloría (en empresas pequeñas podría ser el mismo dueño), es decir, debe ser elaborado por personas que están fuera de la operación de registro de la empresa. Se realiza de manera imparcial y con la capacidad de poder sugerir cambios en los procesos para evitar correr riesgos innecesarios.

Existen razones financieras para medir:

1. Rentabilidad. Estas razones nos indican la capacidad de la empresa para generar utilidades o en su caso el incremento de los activos de la entidad.

Utilizaremos la siguiente información en nuestro ejemplo:

((Ventas Netas – Descuentos sobre ventas)- Costo de Ventas)

                                     Ventas Netas

Ventas Brutas                                                                 69,000

Descuentos sobre ventas                                                13,800

Ventas Netas                                                                  55,200

Costo de Ventas                                                             54,096

 ((69,000 – 13,800) – 54,096)  = 2%

               55,200

RIESGOS: El resultado de la fórmula indica que la empresa sólo cuenta con 2% de sus ventas netas para hacer frente a sus gastos de operación; por otro lado, se observa que los descuentos sobre ventas representan 20% de las ventas brutas, en este caso sería:

  • Notas de crédito no contempladas por la política de comercialización.
  • Descuentos autorizados por personas sin el nivel para ello.
  • Falta de actualización de listas de precios y descuentos.
  • Notas de crédito emitidas por ventas de ejercicios anteriores.
  • Descuentos emitidos después de periodos de cómputo para pago de bonos.
  • Notas de crédito emitidas por problemas de producción (mala calidad).
  • Incrementos de insumos no reflejados en el precio de venta.

El costo de venta representa 98% de las ventas, en este caso el riesgo sería:

  • Posibles errores en las fórmulas en asignación de costos (peps, promedios o identificados).
  • Cambios en la aplicación de métodos de valuación de inventarios (adquisición, estándar o detallistas).
  • Mala contabilización de partidas referentes a los gastos indirectos.
  • Incrementos en mermas o desperdicios.

2. Eficiencia operativa. Estas razones miden el rendimiento de los recursos que se generan por la entidad.

((Saldo inicial cuentas por cobrar + Saldo final cuentas por cobrar)  /  2 )   x 360

                                          Ventas Netas

Utilizaremos la siguiente información en nuestro ejemplo:

Saldo inicial cuentas por cobrar                                            103,297

Saldo final cuentas por cobrar                                              100,280

Ventas netas                                                                         650,302

 ((103,297 + 100,280) / 2)  x 360 = 56.3 días

650,302

RIESGOS: Como podemos observar, existen 56.3 días cartera, suponiendo que la política de crédito mencionara que son 30 días, el riesgo sería:

  • Autorizaciones de días de crédito fuera de sistema.
  • Falta de personal en el área de cobranza.
  • Falta de conciliaciones con los clientes.
  • Cobranza realizada no registrada.
  • Falta de emisión de notas de crédito.

3. Solvencia. Estas razones miden la suficiencia del capital contable de la entidad.

(      Pasivo total       )    

(  Capital Contable  )

Utilizaremos la siguiente información en nuestro ejemplo:

Pasivo total                                             402,875

Capital contable                                      137,310

 (      402,875    )  = 2.9

(      137,310    )

RIESGOS: El pasivo es 2.9 veces más grande que el capital contable, en este caso, el riesgo sería:

  • Endeudamientos por ineficiencias operacionales.
  • Retiro constante de utilidades sin efectuar reinversiones.

La sugerencia es que las razones financieras se realicen mensualmente para identificar tendencias y riesgos, en ese momento se debe cuantificar los efectos y aplicar procedimientos correctivos que erradiquen o disminuyan los impactos, y con ello tratar de alcanzar los objetivos planeados.

Ustedes, ¿cómo manejan sus riesgos financieros?

Síguenos en Facebook