Efectos sobre una empresa que otorga prestaciones a los trabajadores

Por: C. P. Lourdes Pastor Farill.

En el artículo 93 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta de 2015, se establecen los ingresos exentos para las personas físicas; entre ellos se encuentran las prestaciones de seguridad social que le otorgan los patrones a sus trabajadores, incluyendo las establecidas en la Ley Federal del Trabajo, mejor conocidas como “prestaciones mínimas de ley” como son el aguinaldo equivalente a 15 días de salario, vacaciones de acuerdo a los días señalados en dicha ley que va aumentando de acuerdo a la antigüedad del trabajador y la prima vacacional de 25% de las vacaciones mencionadas anteriormente.

Adicional a estas prestaciones, se pueden otorgar otras con carácter de ingreso exento para el trabajador, como pueden ser fondo o caja de ahorro, seguros de gastos médicos, ayuda para despensa, renta, bonos por puntualidad y asistencia, entre otros. Estos son conceptos interesantes para otorgar una mejor calidad de vida a los trabajadores.

En los años anteriores al 2014, estas prestaciones, cumpliendo con los requisitos de ley, eran 100% deducibles para los patrones. Sin embargo, a partir del 2014 la ley del ISR establece en el artículo 28 fracción XXX que dichas prestaciones serán deducibles sólo por la cantidad que resulte de aplicarles el factor de 0.47; esto implica que el 0.53 no es deducible, lo cual puede ocasionar un problema de liquidez para las empresas. Este factor cambiará al 0.53 en caso de que las prestaciones otorgadas a los trabajadores no sean inferiores a las del año anterior. A su vez, la misma ley del ISR establece en el artículo 10 que esta misma cantidad que no es deducible para el cálculo del impuesto anual se puede restar de la base para el cálculo del reparto de utilidades.

A continuación, expongo un breve caso para ver los efectos sobre una empresa que otorga prestaciones a sus trabajadores:

prestacion1

El ISR anual se calcularía así:

presentación2

El efecto de ese monto no deducible sería una cantidad de 59,925 más de impuestos a pagar (199,750*.30).

El cálculo de PTU es el siguiente:

prestacion3

Esto otorga un beneficio de 19,975 de menor cantidad a repartir.

Como podemos observar, aunque en la ley se trató de disminuir el efecto negativo de la aplicación del factor de no deducibilidad mediante un incentivo en la base para el PTU, finalmente el otorgar prestaciones de seguridad a los trabajadores tiene un efecto negativo en la liquidez de las empresas. Son deducibles hasta por la cantidad que resulte de aplicar el factor 0.47 al monto de dichos pagos cuando las prestaciones otorgadas por el patrón a favor de sus trabajadores, que a su vez sean ingresos exentos, en el ejercicio de que se trate, no disminuyan en comparación de las otorgadas en el ejercicio fiscal anterior.

Síguenos en Facebook