Diferencias entre endeudamiento y apalancamiento

Diferencias entre endeudamiento y apalancamiento




¿Son sinónimos? ¿Se puede estar endeudado sin estar apalancado?

Por: MBA Héctor Valencia Morales, profesor de la EBC.

Es común en el medio financiero observar una tendencia a utilizar los conceptos de endeudamiento y apalancamiento como sinónimos, esto no es correcto; para entenderlo tenemos que comenzar por definirlos:

El endeudamiento es el tamaño proporcional de la deuda (pasivo total) con relación al tamaño total de la misma (activo total).

El endeudamiento es una medida relativa (porcentual) que mide la proporción de la deuda contra el total de recursos con los que cuenta la empresa; se entiende entonces que si este total se representa por el 100%, la diferencia es la proporción que mantiene el capital contable dentro de la estructura. De tal suerte que observar endeudamientos menores al 50% indica que el capital es mayor y por tanto la empresa trabaja más con recursos propios que con recursos de deuda.

El apalancamiento a diferencia del endeudamiento se define como el grado de dependencia que refleja la empresa con terceros acreedores.

No se puede afirmar dependencia cuando la empresa trabaja con un porcentaje de deuda menor al de sus recursos propios o de capital, de tal suerte que con grados de endeudamiento menores al 50% es imposible hablar de apalancamiento, por lo que ambos conceptos no son sinónimos y se puede estar endeudado sin estar apalancado.

El apalancamiento de una empresa comienza cuando el endeudamiento alcanza el 51%; sin embargo, el apalancamiento se mide generando una relación entre el importe de la deuda total y el capital contable, expresando en veces por ejemplo:

 

La interpretación indica que la deuda de la empresa equivale a 1.5, 2.3 o 5.7 veces el capital contable, y es correcto sin que tal afirmación hable de la capacidad de pago de la empresa, ya que en ningún caso con el capital contable se paga la deuda, recordemos que las deudas se enfrentan con los activos y en todos los casos anteriores el activo es mayor que el pasivo.

En México, dentro del medio financiero, el apalancamiento se encuentra un poco satanizado, sobre todo cuando se trata del análisis de crédito por parte de la banca; es común que los analistas de crédito condicionen a sus posibles acreditados a incrementar su capital derivado de que muestran endeudamientos del 66% o apalancamientos de 3 pesos de deuda por cada peso de capital, esto no es correcto cuando el fundamento es solo la relación anterior, habrá que recordar que para las empresas el apalancamiento es necesario, ya que esto les permite manejar niveles de inversión de capital menores y en consecuencia el ROE (Return On Equity) o rendimiento del capital mayores, aspecto que es mucho más importante para la sanidad financiera de la empresa.

Para las empresas, trabajar con dinero ajeno representa beneficios. Lo que se debe observar en un buen análisis financiero en torno al apalancamiento es la causa por la cual se genera, ya que no es lo mismo estar apalancado por obtener deuda que por disminuir el capital por decreto y pago de dividendos; lo primero habla de crecimiento, de más recursos y de una empresa más grande, mientras que lo segundo habla de empresa más pequeña, menos recursos y tal vez ”empresario rico, empresa pobre”.

¿Tu negocio cómo está financiado?