diferencias_ejercicio_operacional_y_fiscal

Diferencias entre ejercicio operacional y fiscal




Por CP Aarón Salmerón

¿Todos los ejercicios son de 12 meses? ¿Todos son de enero a diciembre? ¿Siempre coincide el ejercicio de operación con el fiscal? Sin duda, estas preguntas son válidas cuando nos enfrentamos a corporativos que se encuentran en el extranjero y, por tanto, su ejercicio de operación no necesariamente coincide con el fiscal, por lo que a veces el área contable administrativa tiene que preparar dos cierres al año.

En primer lugar, es importante conocer qué es un ejercicio operacional, el cual como bien lo menciona su nombre depende de la “operación” de la organización. Cabe mencionar que en muchas organizaciones, el área administrativa trata de hacerlo coincidir con el cierre fiscal, en busca de la comodidad operacional de la empresa. Sin embargo, es necesario conocer de forma puntual la ubicación física del corporativo, ya que eso determinará la fecha para el cierre del ejercicio de operación.

En segundo lugar, es importante considerar que administrativamente existe el “período contable”, en el cual se integran las operaciones económicas y financieras de una empresa que se deben reconocer y registrar en un determinado tiempo, y por lo general es de un año calendario, cuando se logra coincidir de enero a diciembre, pero como esto no es una regla, puede haber diferentes períodos. En particular, el periodo contable permite medir el desempeño de la empresa al compararlo con otros períodos y así se pueden tomar decisiones importantes para el desarrollo de las actividades en su interior.

En tercer lugar, hay que tomar en cuenta que el ejercicio fiscal es un período de 12 meses utilizado para calcular los impuestos de la empresa, y existen dos variantes: ejercicio fiscal regular e irregular. El regular es el comprendido por 12 meses y el irregular es cuando el período no es de 12 meses, como cuando inicia operaciones una empresa, ya que es poco probable que el inicio de operaciones coincida con el 1 de enero, y entonces a ese primer ejercicio se le considera irregular.

Algunos ejemplos de la variación del ejercicio a nivel mundial son: EE.UU. y Costa Rica (del 1 de octubre al 31 de septiembre); Canadá (del 1 de abril al 30 de marzo); España, Israel y México (del 1 de enero al 31 de diciembre), por mencionar algunos.

Resumiendo, no necesariamente el cierre operacional coincide con el cierre fiscal, sin embargo, la mayoría de las áreas administrativas tratan de hacerlo coincidir para evitar hacer dobles cortes. Así que, en el caso de que el corporativo se encuentre fuera de México se estarán realizando dos cierres, el correspondiente a nuestro país (cierre fiscal) y el correspondiente al lugar donde se encuentran las oficinas centrales.

Finalmente, lo que se desea conocer es “la situación financiera de la empresa” con el objeto de poder tomar las mejores decisiones tanto internas como externas para así lograr que el funcionamiento de la empresa sea óptimo.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: