Declaración Anual de personas morales 2016 y DISIF

Por MBA y C.P. Aarón Bernardo Salmerón Jiménez

¿Ya cerré? ¡Ya estamos en marzo! ¿Estoy listo para mi Declaración? Conoce los aspectos clave que debes considerar para cumplir a tiempo con las obligaciones fiscales de las personas morales.

Sin duda, marzo es uno de los meses más importantes para los contadores, en particular, para los que se dedican a la materia fiscal, ya que se deberá entregar la declaración anual de las personas morales. Los plazos están señalados por la autoridad y, por tanto, debemos dar cabal cumplimiento a los mismos, con el objeto de evitar cualquier controversia con el “fisco”.

El artículo 76 de la LISR, menciona la obligación de presentar la declaración anual del ejercicio 2016 dentro de los tres primeros meses siguientes a dicho ejercicio, esto es, en marzo del 2017.

Cabe mencionar que dentro de esta declaración, la empresa está obligada a señalar puntualmente, cuáles fueron los ingresos acumulables, así como las deducciones autorizadas, esto con el objeto de verificar cuál es la base gravable y con ese dato, poder observar cuál será la carga fiscal del ejercicio.

Es importante mencionar que el llenado de formatos es más sencillo debido a que ya se encuentra precargada la información, ésta solamente se debe ir comprobando hasta poder generar el archivo final que será el que nos ayudará al cumplimiento fiscal. No hay que olvidar que, debido a las reformas en algunos temas, se incluyen algunos nuevos formatos que deberán ser cumplimentados.

Mencionemos en términos generales cuáles son los principales pasos para generar tu declaración anual:

  • Entrar a la aplicación del SAT.
  • Capturar la información.
  • Generar el archivo que se enviará a la autoridad.
  • Enviar la declaración anual.
  • El SAT enviará, en automático, un acuse de recibo.
  • Si la declaración quedó en cero o a favor, en ese momento, prácticamente terminó la actividad.
  • En caso de un saldo a cargo de la empresa, deberá realizar el pago de la contribución.

De acuerdo con el SAT, es importante que conozcamos el entorno de la DISIF, que es un programa diseñado por la autoridad para la presentación de la declaración informativa sobre la situación fiscal a través de Internet, éste sirve para apoyar al cumplimiento de las obligaciones fiscales. Para utilizarlo, el contribuyente debe contar con su certificado de e.firma, y también verificar que se encuentre vigente, ya que caduca, máximo, cada cuatro años.

En resumen, debemos estar, siempre, al pendiente de lo solicitado por el SAT, esto con el objeto de dar cumplimiento a nuestras obligaciones fiscales y así no incurrir en riesgo de incumplir con los plazos mencionados por la autoridad. Así que, recuerda siempre estar actualizado y al pendiente del portal del SAT para así poder presentar en tiempo y forma todo lo requerido.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: