¿Contribuyentes en la mira con auditorías electrónicas?

Por MBA Jean Ussel.

Desde hace varios meses y desde las últimas reformas fiscales se han venido comentando aspectos importantes para el cumplimiento de todos los contribuyentes ante los principales cambios dentro de la administración tributaria en México.

Uno de estos cambios surge de la Contabilidad Electrónica y las necesidades de movernos y adentrarnos cada vez más en las herramientas digitales. Es por ello que las autoridades mexicanas han estado trabajando en un modelo que les permita realizar un mayor número de auditorías a los contribuyentes.

Hay que recordar que una auditoría consiste en revisar conceptos o rubros específicos de la situación fiscal de una compañía a través de su contabilidad y de acuerdo con la información proporcionada a las autoridades fiscales.

Con las auditorías hoy en día, se está buscando identificar a los contribuyentes en cuyas contabilidades se presente alguna anomalía o “foco rojo” dentro de la información presentada y para ello, las autoridades están empezando a determinar a través de medios electrónicos esta nueva forma de auditorías que constará de los mismos procesos que la auditoría convencional, desde la notificación hasta la conclusión.

Es importante considerar todos los factores e insumos que esta modalidad podrá, en un futuro cercano, aportar como apoyo a las revisiones y la determinación de conclusiones dentro de las revisiones, pues está basada en nuevas disposiciones como la Contabilidad Electrónica, la generación automática de facturas, el cruce de bases de datos internas de la Administración Tributaria, así como la información disponible de otras dependencias e incluso de terceros, con ello se pretende hacer de este proceso, una acción electrónica automatizada a prueba de fallas.

Es decir que, la autoridad Fiscal busca hacer más eficientes los procedimientos de auditorías simplificando el número de personal utilizado para las revisiones así como el tiempo de cada una de ellas.

Las revisiones electrónicas estarán a cargo de las 67 Administraciones Desconcentradas y la Administración Central de Fiscalización Estratégica lo que permite incrementar el universo fiscalizable.

Será importante tener presente como contribuyentes que el nuevo Buzón Tributario será el medio de principal contacto sobre las revisiones que se requieran por parte de las autoridades. En este buzón se podrán ver los documentos pendientes de revisión, todo tipo de notificaciones electrónicas, acuses de recibidos, las resoluciones disponibles, espacio electrónico para aportación de pruebas, entre otros.

Asimismo, las compañías, a través de sus departamentos contables y financieros tendrán que definir y aplicar nuevos procesos internos para afrontar todos estos cambios y así estar en “línea” con los requerimientos y disposiciones estipuladas por la autoridad fiscal.

Siempre será recomendable anticiparnos a todos los procesos y nuevas metodologías para evitar cualquier tipo de incumplimiento que pueda detonarse, ¿estás listo para afrontar las medidas?

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: