evita_la_cuesta_de_enero

¿Cómo enfrentar la cuesta de enero?




Los gastos generados en el mes de diciembre en ocasiones traen más dolores de cabeza el próximo año que el disfrute en las fiestas decembrinas, pero se puede evitar caer en la denominada ‘cuesta de enero’ con un poco de planeación y anticipación.

Para evitar sufrir de más a inicios del próximo año, los consumidores pueden aplicar una serie de medidas antes de abrir la cartera, así como visualizar los gastos a realizar el próximo mes para planear de forma eficaz cómo repartir mejor el dinero.

El primer paso de la planeación es determinar un presupuesto, con el que se debe saber con exactitud con cuánto dinero se cuenta para la temporada de fiestas por concepto de comidas, bebidas, regalos, adornos de temporada, viajes e imprevistos.

Hacer una lista de ingresos y gastos será fundamental en este paso, ya que saber la cantidad disponible ayudará a limitar y no gastar aquellos recursos con los que no se cuentan. Al visualizar esta lista podremos determinar si algunos productos no son tan necesarios y otros que, comparando precios, nos pueden ayudar a ahorrar.

Al realizar la lista de gastos es importante considerar aquellos que sí serán necesarios en enero como colegiaturas, renta, mensualidad de auto, pago de tarjetas de crédito, entre otros, por lo que un porcentaje del dinero que tenemos ahora podríamos apartarlo para el mes siguiente.

Otra de las medidas recomendadas, es que al contar con dinero extra gracias al aguinaldo, se debe destinar parte de estos recursos al pago de deudas, a fin de que no sean una carga excesiva el próximo año.

A continuación te presentamos algunas medidas que puedes considerar al determinar tus gastos:

  • Ahorra un porcentaje de tus ingresos, no el sobrante.
  • Realiza aportaciones voluntarias a tu afore.
  • Utiliza un plan financiero a corto y mediano plazo.
  • Planea compras de temporadas.
  • Conoce tu capacidad de endeudamiento.
  • Utiliza el crédito para casos específicos, recuerda que es dinero que tienes que pagar.
  • Evita compras compulsivas y ofertas que no necesitas.
  • Compara precios y productos.
  • Evita retrasos en pagos que generen intereses, como tarjetas de crédito, recargos y gastos de cobranza.

Al iniciar el 2016 no es necesario sufir por endeudamiento y falta de recursos, si tomas en consideración los gastos que sí puedes sostener desde ahora, será mucho más sencillo comenzar un nuevo año con el pie derecho.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: