Cambios a la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos

Por C.P.C. y Mtro. Roberto Colín.

La Ley de Ingresos de Hidrocarburos ha presentado cambios relevantes que fueron publicados el pasado diciembre, por lo que es conveniente revisar a detalle las modificaciones más importantes.

El pasado 7 de diciembre de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Ingresos de Hidrocarburos, el cual, de acuerdo con el artículo primero transitorio, entró en vigor el 8 de diciembre de 2016. Las modificaciones más relevantes se anotan a continuación:

a. Determinación de comprobantes de gastos en consorcios para fines fiscales.

De acuerdo con la reforma al apartado B, fracciones I, inciso c), III y VII del artículo 32, se señala que el operador solamente podrá deducir la parte proporcional del importe total consignado en los comprobantes que le sean expedidos, correspondiente a las erogaciones cubiertas de cada periodo.

b. Costos para asignatarios (derecho por utilidad compartida).

Se aclara en el cuarto párrafo del artículo 41 y segundo párrafo de la fracción I del artículo 42 la interpretación del término “barril de petróleo crudo equivalente”, para otorgar claridad y seguridad al cálculo de las deducciones permitidas.

c. Mecanismo de ajuste, ampliación de la definición.

Entre los contratos contemplados en la ley destaca el de la modalidad de licencia, para estos efectos y para determinar la regalía adicional a favor del Estado, el artículo 10 establece que el mecanismo debe modificar la tasa aplicable sobre el valor de los hidrocarburos empleados. Se incluye un esquema flexible para diseñar el mecanismo de ajuste a través de la modificación de la tasa aplicable sobre el valor de los hidrocarburos o, si es más eficiente, del monto final de la contraprestación que resulte de la aplicación de dicha tasa.

d. Beneficios y subsidios no acumulables.

Se establece un tratamiento de no acumulación a las contraprestaciones en especie que reciban los contratistas a que se refiere la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos en su artículo 6 apartado B (transmisión onerosa de los hidrocarburos una vez extraídos del subsuelo a favor del licenciatario) y 12 fracción II (recuperación de costos y remanente de la utilidad operativa de los contratos de producción compartida) señalando que si bien la contraprestación es un ingreso no acumulable, el acto posterior de enajenación del bien que se recibió como contraprestación sí debe ser, en cualquier caso, un ingreso acumulable para efectos de la Ley del Impuesto sobre la Renta, esto de conformidad con el cuarto párrafo al artículo 16 de dicha ley.

Contempla también que la enajenación antes citada no tendrá como costo deducible el valor de dicha adquisición precisamente porque no representó un ingreso acumulable.

e. Deducción de inversiones en infraestructura de hidrocarburos.

Se depreciarán a la tasa anual del 10% las inversiones en infraestructura fija para el transporte, almacenamiento y procesamiento de hidrocarburos, en plataformas y embarcaciones de perforación de pozos, así como en embarcaciones de procesamiento y almacenamiento de hidrocarburos.

f. Documentación de operaciones con partes relacionadas residentes en el extranjero.

Se modificó el segundo párrafo de la fracción IX del artículo 76 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para establecer que la obligación de obtener y conservar la documentación comprobatoria de precios de transferencia será aplicable tratándose de los asignatarios y contratistas a que se refiere la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, independientemente del nivel de ingresos que tengan.

g. Realización de auditorías y visitas del SAT.

Se contempla que el SAT, por instrucciones de la SHCP, podrá brindar apoyo en la verificación de las operaciones y registros contables derivados de los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos, tanto por medio de auditorías como de visitas a los contratistas.

Por último, cabe comentar que estas reformas tuvieron la finalidad de proteger los ingresos de Pemex, buscando que su operación sea más eficiente y segura, y liberando recursos para la inversión productiva, que de otra forma se destinarían al pago de derechos.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: