Boletín C-10: precisiones sobre posición primaria

Por M.A. y C.P.C. Herminia Güitrón del Río

El CINIF realizó Mejoras al Boletín C-10  para hacer ciertas especificaciones sobre cómo determinar la posición primaria y estar en convergencia con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

De acuerdo con el párrafo 22 del Boletín C-10 se entiende como Posición primaria:

a) Un activo o un pasivo que esté reconocido en el balance general, un compromiso en firme no reconocido o una transacción pronosticada.

b) Un portafolio de activos o pasivos reconocidos, de compromisos en firme no reconocidos o de transacciones pronosticadas, con características similares.

c) Una porción específica de un activo o pasivo reconocido en el balance general, de un compromiso en firme no reconocido o de un portafolio de activos con partidas que incluyen riesgos similares.

Las posiciones primarias, para ser sujetas a una actividad de cobertura a través de derivados y, en ciertas circunstancias, de no derivados, requieren exponer a la entidad alguno de los riesgos financieros permisibles de ser cubiertos.

En el Párrafo 48 del Boletín C-10 se define en qué consiste la cobertura de una posición primaria:

La cobertura de una posición primaria, consiste en celebrar operaciones con instrumentos financieros derivados, o bien, con instrumentos financieros no derivados bajo ciertas circunstancias, también son denominados instrumentos de cobertura, y se ajustan a esta definición siempre que reúnan las condiciones mencionadas en el párrafo 50, con el objeto de compensar el o los riesgos financieros de una entidad originado por una o varias transacciones o conjunto de transacciones, asociadas a una posición primaria.

En relación con la definición de posición primaria y su cobertura, en la NIC 39 párrafos 83 y 84 se establece que:

Los activos y pasivos similares sólo serán agregados y cubiertos en grupo cuando compartan la exposición al riesgo que está designado como cubierto. Además, debe esperarse que el cambio en el valor razonable atribuible al riesgo cubierto para cada partida individual en el grupo, sea aproximadamente proporcional al cambio total en el valor razonable que sea atribuible al riesgo cubierto del grupo de partidas.

Como la entidad evalúa la eficacia de una cobertura comparando el cambio en el valor razonable o en el flujo de efectivo del instrumento de cobertura (o grupo de instrumentos de cobertura similares) así como de la partida cubierta (o grupo de partidas cubiertas similares), los requisitos de la contabilidad de coberturas no se cumplen si la comparación del instrumento de cobertura se realiza con la posición neta general ( por ejemplo, el neto de todos los activos y pasivos de renta fija con vencimiento similar) en lugar de hacerlo con una partida cubierta específica. Para ejemplificar lo anterior, en el Apéndice A, Guía de Aplicación, párrafo GA101 de la NIC 39 se explica lo siguiente:

La cobertura de una posición global neta (por ejemplo, el importe neto de todos los activos y pasivos a tasa fija con vencimientos similares), en lugar de una partida cubierta específica, no cumple con los requisitos para la contabilidad de coberturas.

No obstante, en la contabilidad de coberturas de este tipo de relación, se puede conseguir casi el mismo efecto sobre resultados, designando a una parte de los elementos subyacentes como partida cubierta.

Por ejemplo, si un banco tiene 100 u.m. (unidad monetaria) de activos y 90 u.m. de pasivos con riesgos y términos de naturaleza similar, y además cubre la exposición neta de 10 u.m., puede designar como partida cubierta 10 u.m. de aquellos activos.

Tal designación puede utilizarse si dichos activos o pasivos son de interés fijo, en cuyo caso es una cobertura del valor razonable, cuando se trate de una tasa variable, hablaremos entonces de una cobertura de flujo de efectivo.

De manera similar, si una entidad tiene un compromiso firme para realizar una compra en divisas por 100 u.m. y un compromiso en firme para realizar una venta de 90 u.m., puede cubrir el importe neto de 10 u.m., adquirir un derivado y designarlo como instrumento de cobertura asociado con 10 u.m. del compromiso en firme de compra de 100 u.m.

Con base en la definición de posición primaria del propio Boletín C-10 y las definiciones de la NIC 39, las mejoras que realizó el CINIF se observan en el párrafo 87.

Párrafo 87

Cobertura de una posición neta. Una posición neta global (por ejemplo, el valor neto de todos los activos y pasivos de renta fija con vencimientos similares) no se considera como posición primaria, debido a que la efectividad debe determinarse comparando los cambios en el valor razonable o flujos de efectivo del instrumento de cobertura, con los respectivos valores y flujos de efectivo de una posición primaria específica. En una cobertura de valor razonable por riesgo de tasa de interés de un portafolio compuesto por activos financieros o por pasivos financieros en moneda extranjera (y únicamente en este tipo de cobertura específica), la porción cubierta podría ser designada en términos de un monto de divisas (por ejemplo, un importe en dólares, euros o libras) en lugar de activos (o pasivos) individuales. A pesar de que el portafolio podría, para efectos de administración de riesgos, incluir tanto activos financieros como pasivos financieros, el monto designado debe ser un importe de activos financieros o de pasivos financieros, y no un importe neto de los mismos. La entidad podrá cubrir una porción del riesgo de tasa de interés asociada con dicho monto designado.

En conclusión, las mejoras al Boletín C-10 presentan de forma clara cómo determinar la posición primaria y su cobertura, además de asegurar así su coincidencia con las NIIF.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: