sas

Aspectos corporativos para las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS)




Por C.P.C. y Maestro Roberto Colín.

A continuación analizaremos los aspectos corporativos del nuevo régimen fiscal y comentaremos los aspectos importantes sobre su constitución y operación.

En 2016, se modificó la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM) para incorporar en la fracción VII del artículo 1, a las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS) como sociedades mercantiles.

Este nuevo régimen societario se encuentra regulado en los artículos 260 a 273 del capítulo XIV de la LGSM, que establece las reglas de constitución y operación de la SAS.

Requisitos:
  • Se constituye con una o más personas físicas que solamente están obligadas al pago de sus aportaciones representadas en acciones.
  • En ningún caso las personas físicas podrán ser simultáneamente accionistas de otro tipo de sociedad mercantil referida en las fracciones I a VII, del artículo 1 de esta Ley (I. Sociedad en nombre colectivo; II. Sociedad en comandita simple; III. Sociedad de responsabilidad limitada; IV. Sociedad anónima; V. Sociedad en comandita por acciones; VI. Sociedad cooperativa y VII. Sociedad por acciones simplificada), si su participación en dichas sociedades mercantiles les permite tener el control de la sociedad o de su administración.
  • Los ingresos totales anuales de una SAS no podrán rebasar de 5 millones de pesos. En caso de rebasar el monto señalado, la sociedad por acciones simplificada deberá transformarse en otro régimen societario.
  • La denominación se formará libremente, pero distinta de la de cualquier otra sociedad y siempre seguida de las palabras “Sociedad por Acciones Simplificada” o de su abreviatura “S.A.S.”.
Para su constitución:
  • Que haya uno o más accionistas.
  • Que el o los accionistas externen su consentimiento para constituir una SAS bajo los estatutos sociales que la Secretaría de Economía ponga a disposición mediante el sistema electrónico de constitución.
  • Que alguno de los accionistas cuente con la autorización para el uso de denominación emitida por la Secretaría de Economía.
  • Que todos los accionistas cuenten con certificado de firma electrónica avanzada vigente, reconocido en el sistema electrónico de constitución, mismo que estará a cargo de la Secretaría de Economía y disponible en medios digitales mediante el programa informático establecido para tal efecto, cuyo funcionamiento y operación se regirá por las reglas generales que emita la propia Secretaría.
Procedimiento de constitución ante la Secretaría de Economía:
  • Se abrirá un folio por cada constitución.
  • El o los accionistas seleccionarán las cláusulas de los estatutos sociales que ponga a disposición la Secretaría de Economía a través del sistema.
  • Se generará un contrato social de la constitución de la SAS firmado electrónicamente por todos los accionistas, usando el certificado de firma electrónica vigente, mismo que se entregará de manera digital.
  • La Secretaría de Economía verificará que el contrato social de la constitución de la sociedad cumpla con los requisitos estatutarios que se mencionan más adelante, y de ser procedente, lo enviará electrónicamente para su inscripción en el Registro Público de Comercio.
  • El sistema generará de manera digital la boleta de inscripción de la SAS en el Registro Público de Comercio.
  • La utilización de fedatarios públicos es optativa.
  • La existencia de la SAS se probará con el contrato social de la constitución de la sociedad y la boleta de inscripción en el Registro Público de Comercio.
  • Los accionistas que soliciten la constitución de una sociedad por acciones simplificada serán responsables de la existencia y veracidad de la información proporcionada en el sistema. De lo contrario, responden por los daños y perjuicios que se pudieran originar, sin perjuicio de las sanciones administrativas o penales a que hubiere lugar.
  • Se tendrá que cumplir también con las demás disposiciones que se establezcan en las reglas del sistema electrónico de constitución.
Estatutos sociales:

Los estatutos sociales deberán contener los siguientes requisitos:

  • Denominación.
  • Nombre de los accionistas.
  • Domicilio de los accionistas.
  • Registro Federal de Contribuyentes de los accionistas.
  • Correo electrónico de cada uno de los accionistas.
  • Domicilio de la sociedad.
  • Duración de la sociedad.
  • La forma y términos en que los accionistas se obliguen a suscribir y pagar sus acciones.
  • El número, valor nominal y naturaleza de las acciones en que se divide el capital social.
  • El número de votos que tendrá cada uno de los accionistas en virtud de sus acciones.
  • El objeto de la sociedad.
  • La forma de administración de la sociedad.
Reglas de operación:
  • Todas las acciones deberán pagarse dentro del término de un año contado desde la fecha en que la sociedad quede inscrita en el Registro Público de Comercio.
  • Cuando se haya suscrito y pagado la totalidad del capital social, la sociedad deberá publicar un aviso en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía.
  • La Asamblea de Accionistas es el órgano supremo de la sociedad por acciones simplificada y está integrada por todos los accionistas.
  • Las resoluciones de la Asamblea de Accionistas se tomarán por mayoría de votos y podrá acordarse que las reuniones se celebren de manera presencial o por medios electrónicos. En todo caso, deberá llevarse un libro de registro de resoluciones.
  • Cuando la sociedad por acciones simplificada esté integrada por un solo accionista, éste será el órgano supremo de la sociedad.
  • La representación de la sociedad por acciones simplificada estará a cargo de un administrador, función que desempeñará un accionista.
  • Cuando la sociedad por acciones simplificada esté integrada por un solo accionista, éste ejercerá las atribuciones de representación y tendrá el cargo de administrador.
  • El administrador, por su sola designación, podrá celebrar o ejecutar todos los actos y contratos comprendidos en el objeto social, o bien, aquellos que se relacionen directamente con la existencia y el funcionamiento de la sociedad.
  • El administrador publicará en el sistema electrónico de la Secretaría de Economía, el informe anual sobre la situación financiera de la sociedad, conforme a las reglas que emita la Secretaría de Economía.
  • La falta de presentación de la situación financiera durante dos ejercicios consecutivos dará lugar a la disolución de la sociedad, para estos efectos, la Secretaría de Economía emitirá la declaratoria de incumplimiento.
Asamblea de accionistas:

La toma de decisiones en la Asamblea se regirá por lo siguiente:

  • Todo accionista tendrá derecho a participar en las decisiones de la sociedad.
  • Los accionistas tendrán voz y voto, las acciones serán de igual valor y conferirán los mismos derechos.
  • Cualquier accionista podrá someter asuntos a consideración de la Asamblea para que sean incluidos en el orden del día, siempre y cuando lo solicite al administrador por escrito o por medios electrónicos, si se acuerda un sistema de información.
  • El administrador enviará a todos los accionistas el asunto sujeto a votación por escrito o por cualquier medio electrónico, si se acuerda un sistema de información de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 89 del Código de Comercio, en el que se señale la fecha para emitir el voto respectivo.
  • Los accionistas manifestarán su voto sobre los asuntos por escrito o por medios electrónicos, si se acuerda un sistema de información, ya sea de manera presencial o fuera de asamblea.
  • Las modificaciones a los estatutos sociales se decidirán por mayoría de votos y salvo que exista un pacto en lo contrario, las utilidades se distribuirán en proporción con las acciones de cada accionista.

Como podrán apreciar, la SAS es sin duda una opción viable para la pequeña y mediana industria que inicia actividades, aunque también es posible dar continuidad a una actividad empresarial a través de la SAS. Si bien este nuevo régimen es limitado a cierto nivel de ingresos, el costo y tiempo de constitución son muy atractivos.

   Cabe agregar que, en materia fiscal, le son aplicables las disposiciones generales del Título II de la Ley del Impuesto sobre la Renta o se puede elegir la opción de acogerse a los dispuesto en el capítulo VIII del Título VII de la Ley del Impuesto sobre la Renta, es decir, operar sobre la base de flujo de efectivo.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado: 

Contenido recomendado: