¿Aplica la Ley de Lavado de Dinero para empresas Outsourcing?

Por Jorge Alonso Ramírez Vega.

El gobierno federal no sólo desea tener la fiscalización, localización y presentación de las empresas de subcontratación para la recaudación hacendaria, también para detectar, resolver y prevenir delitos federales.

Todos, en algún momento nos hemos enterado que existe el “lavado de dinero”, o que encarcelaron a alguien por su presunta responsabilidad en “operaciones con recursos de procedencia ilícita. Pues bien, la actividad relacionada con la subcontratación de personal, está considerada como “actividad vulnerable que puede prestarse al lavado de dinero, de acuerdo con la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI).

¿Qué es el lavado de dinero?

Existen diferentes definiciones, pero la más aceptada es la que lo describe como: el proceso a través del cual se encubre el origen de los recursos que se han obtenido mediante el ejercicio de actividades ilegales o criminales; la contratación de empresas es una actividad vulnerable, porque puede prestarse a este tipo de acciones.

¿Qué obligación se tiene como empresa de outsourcing?

La ley especifica seis obligaciones particulares:

I. Identificar a clientes y usuarios con quienes se realicen las propias actividades y recolectar información.

II. Cuando exista una relación de negocio “importante” en la que se involucren sumas considerables de dinero, se deberá solicitar información bien fundamentada referente a la ocupación o actividad del cliente.

III. Si la relación es con un cliente o usuario que también realice actividades vulnerables, deberá solicitar información acerca de los dueños-beneficiarios (siempre que sea posible).

IV. Custodiar, proteger, resguardar y evitar la destrucción u ocultamiento de la información y documentación, como soporte de la actividad vulnerable (física o electrónicamente).

V. Brindar facilidades para visitas de verificación.

VI. Presentar avisos ante la SHCP.

¿Cómo presentar los avisos ante la SHCP o el SAT?

Para realizar en tiempo y forma los avisos al SAT, es necesario que se consulte en la página los días que deberá presentar la información de acuerdo con la calendarización definida por la autoridad, misma que puede ser consultada en el enlace virtual.

Los avisos deben enviarse a través del software conocido como “DECLARANOT 8.0” que se encuentra en la página del SAT. El anexo 5 es el que la autoridad requiere que se envíe, la forma apropiada de llenarlo y enviarlo se encuentra descrita en el instructivo de llenado, específicamente en lo que concierne al “Apartado C. Aviso de Actividades Vulnerables” y que puede encontrarse en línea.

¿Existe algún responsable del cumplimiento?

En cumplimiento a la LFPIORPI, se deberá designar ante la SHCP (SAT) a un representante encargado del cumplimiento de las obligaciones citadas y mantener vigente dicha designación.

¿Qué sucede si no se designa al representante?

No lo dicta expresamente la Ley, pero dicta que los responsables serán los integrantes del órgano de administración (Consejo de Administración) o el Administrador Único, con todas las responsabilidades que se derivan del envío y notificación de la información.

¿Las autoridades podrán realizar visitas?

La autoridad está facultada para comprobar el cumplimiento de las obligaciones previstas, pero sólo tiene injerencia única y exclusivamente sobre la información y documentación soporte, relacionadas con las actividades vulnerables. Dichas visitas las podrá realizar en el tiempo que lo considere prudente.

¿Existen sanciones?

En la Ley existe todo un capítulo de sanciones por omisión, modificación, aviso, información falsa, entre otras, que van desde los 2 años de prisión hasta los 10 años, y multas que sobrepasan los 4 millones de pesos.

Es importante recordar y hacer notar que, aún y cuando la entidad no tenga operaciones que reportar, los reportes deberán enviarse en ceros.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: